Con este acto se ha pretendido mostrar el rechazo ante un hecho tan terrible, así como apoyar a la Comunidad Educativa agredida, fomentando también nuestra convivencia y la confianza mutua entra alumnos y profesores. Los profesores del colegio Marista tienen plena confianza en sus alumnos y siguen creyendo en su vocación educativa.

Después del minuto de silencio, se han rezado un Padre Nuestro y un Ave María, seguidos de unas advocaciones a Jesús, María y Marcelino Champagnat, patrón de los Hermanos Maristas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído