Un 46% de los hogares reconoce que atraviesa por dificultades económicas, según se desprende de los datos de un estudio sobre la economía familiar llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Los resultados se publican en la revista ?Dinero y Derechos? del mes de septiembre.

OCU señala que la situación económica de las familias ha empeorado notablemente si la comparamos con las cifras de hace cinco años, cuando solo el 13% de las familias reconocía dificultades para llegar a final de mes. El desempleo y las reducciones salariales son las dos causas más evidentes de esta situación y un 20% de las familias reconoce que sus gastos incluso han aumentado a pesar de haber perdido capacidad adquisitiva.

Las dificultades económicas no afectan a todas las familias por igual, el porcentaje varía según el tipo de hogar. El 43% de hogares formados por parejas con hijos y con un único sueldo reconocen encontrarse en una situación económica problemática. Le siguen los pensionistas que viven solos, con un 28% de familias en dificultades. Casi una de cada cuatro parejas con hijos y dos sueldos reconoce problemas. Por último un 19% de las parejas de pensionistas y aquellas parejas con dos sueldos y sin hijos admiten tener problemas económicos.  

Las consecuencias del desajuste entre lo necesario para vivir y los ingresos de las familias son variadas. Más de un tercio de las familias reconoce haber llegado a final de mes sin dinero en sus cuentas. La mitad se ha visto obligada en el último año a recurrir a la tarjeta de crédito por no disponer de saldo suficiente en su cuenta. El descubierto en las cuentas corrientes es bastante habitual, le ocurrió a uno de cada cuatro españoles el año pasado.

Demora en los pagos

La situación es más grave para un 32% de los hogares que se han demorado en sus pagos por lo menos en una ocasión a lo largo del último año. Un 20% se ha retrasado en el pago de su hipoteca o de sus impuestos. La consecuencia de este retraso es la aplicación de intereses de demora y recargos que agravan aún más el problema.

Los impagos reiterados provocan que el 6% de las familias encuestadas estén en una lista de morosos. Otro 6% reconoce haber pasado por esta situación en alguna ocasión en el pasado. Los problemas económicos tienen, además, un importante efecto en la convivencia familiar. En el 86% de los hogares en dificultades, se discute por este motivo, y en un 69% de los casos las discusiones son frecuentes. La escasez de dinero es el motivo principal de más de la mitad de las discusiones.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído