Más de la mitad de los pacientes con dolor agudo o crónico no está bien tratado a pesar de que hoy en día las opciones terapéuticas para el dolor son ilimitadas, según se puso de manifiesto en el Foro de Transferencia de Terapias para el Dolor, organizado por el Instituto de Salud Carlos III, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) y la Fundación Tecnología y Salud, en colaboración con la Plataforma Española de Innovación en Tecnología Sanitaria, la Red de Innovación en Tecnologías Médicas y Sanitaria, la Red de entidades gestoras de investigación clínica hospitalaria y biosanitaria (Regic) y con el aval de la Sociedad Española del Dolor (SED).

En España, la Sociedad Española del Dolor (SED) estima que el 11% de la población, es decir, cerca de 4,5 millones de personas, sufren de dolor crónico. No obstante, en los últimos años el panorama terapéutico ha cambiado favorablemente y en la actualidad existen novedosos dispositivos de alta tecnología orientados al tratamiento del Dolor en sus múltiples facetas. Los neuromoduladores  implantables, los infusores, las intervenciones intradiscales o las tecnologías relacionadas con la radiofrecuencia, entre otras técnicas, han sido claves en su abordaje y han supuesto la mejor manera de prevenirlo, tratarlo o incluso llegar a eliminarlo.

El recorrido científico y tecnológico en los últimos cincuenta años ha sido espectacular sin embargo el dolor, tanto agudo como crónico, sigue siendo un problema frecuente en la población, especialmente en la de mayor edad. Según destacó Javier Colás, presidente de la Fundación Tecnología y Salud, “el dolor está presente en nuestro día a día mucho más de lo que nos pueda parecer. Su padecimiento produce pérdida de calidad de vida y como tal debe de ser entendido y atendido tanto por parte de los profesionales de la salud como por las instituciones sanitarias”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído