El Consejo de Ministros ha decidido también posponer a 2013 la introducción de nuevas categorías de beneficiarios de la ley para la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia al Sistema Nacional de Dependencia (SAAD). En concreto, se trata de los dependientes moderados, una medida que se debe a que el Ejecutivo no quiere reducir la cuantía de las prestaciones destinadas a las personas dependientes.
 
El Gobierno concede 60 euros mensuales por cada uno de ellos y las comunidades, de forma global, suelen aportar algo más del doble de esa cifra (dependiendo de la prestación concedida).
 
La implantación progresiva de la Ley de la Dependencia consagra en la actualidad el derecho a prestación a los dependientes clasificados en los grados II y III, así como en el segundo nivel del Grado I y pospone hasta el 2013 la incorporación del nivel 1 del Grado I. Pero no todos los dependientes reciben el mismo tipo de cuidados.
 
Un estudio distingue entre los que reciben ayudas no remuneradas (cuidado informal), los que reciben ayuda remunerada (cuidado formal) y los que disfrutan de una combinación de ambas. La inmensa mayoría reciben tan sólo cuidados informales provenientes de familiares o de voluntarios. En el caso de Castilla y León, el 25 por ciento de la población dependiente de grado I a III, se encuentra institucionalizada o lo que es lo mismo, atendida en un centro específico.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído