Como Movimiento por la Escuela Laica, Pública y Gratuita de Salamanca, queremos expresar nuestro rechazo a la violencia con la que la policía ha actuado contra los estudiantes que protestaban en Valencia contra los recortes en educación. Las acciones desmedidas de los antidisturbios constituyen una muestra de brutalidad inaceptable que debe ser condenada. Exigimos la dimisión de la Delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León, y de los responsables de la policía, así como una investigación veraz de los hechos y la depuración del resto de responsabilidades.

 Queremos también manifestar nuestra solidaridad con las víctimas de esta violencia indiscriminada, con quienes han sufrido este uso desproporcionado de la fuerza. A los recortes en la Educación Pública las autoridades han sumado ahora la pedagogía de la violencia, pero no será así como logren acallar nuestras protestas. Ahora, más que nunca, reivindicamos una Educación Pública de calidad, para todos y todas, en la podamos crecer en convivencia, en solidaridad y en libertad.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído