Los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo han dejado en manos de Ciudadanos de Salamanca la llave del próximo Ayuntamiento de la capital del Tormes. Sus cuatro concejales son la clave para que los doce de la derecha del Partido Popular vuelvan a gobernar o para que se produzca un cambio hacia los once que forman la izquierda de los once que suman Partido Socialista, siete, y Ganemos, cuatro. Y es que Ciudadanos asegura situarse ideológicamente en el centro político, logrando un resultado histórico que parece no haber tocado techo. Su candidato a la Alcaldía, Alejandro González, analiza en una entrevista con SALAMANCA24HORAS el porqué del éxito de Ciudadanos y cuál será su papel durante los próximos cuatro años.

- Ciudadanos ha obtenido cuatro concejales en el Ayuntamiento de Salamanca. Partía de cero, pero todas las encuestas le daban cinco o seis. ¿Resultado satisfactorio o agridulce?
- Sabíamos nuestro suelo, que era cero, y había una encuesta en enero que nos daba un concejal, después el resto estaba entre tres y cinco. Para nosotros ha sido una sorpresa para bien, cuatro concejales cuando en el Ayuntamiento de Salamanca desde hace veinte años ha habido sólo dos partidos y una mayoría absoluta, entrar en el Ayuntamiento, romper el bipartidismo, romper la mayoría absoluta y ser determinantes en la política que se va a aplicar durante los próximo cuatro años es más que un éxito y más de lo que nos podíamos haber esperado.

- Y todo ello pese a que no se les conoce ni prácticamente han hecho campaña electoral, sólo enseñar un cartel con la foto de Albert Rivera, según aseguraban muchos dirigentes del PP.
- Nosotros no tenemos los fondos que ellos tienen, no tenemos esa estructura. Hemos hecho una campaña artesanal. Dijimos que queríamos estar en los barrios, recoger la sensibilidad de todos los vecinos y que la campaña fuera de calle. Es lo que hemos hecho y hemos dado la cara cuando nos han requerido. Es verdad que no hemos hecho tantas ruedas de prensa como otros partidos pero porque nos quitaba tiempo de estar en la calle. Nuestra campaña ha sido un éxito, no sólo por Albert Rivera. Yo he ido a todos los sitios, a todos los debates, a todas las entrevistas. Me he intentado dar a conocer y parece que no era así porque nuestra primarias fueron muy tarde porque somos un partido nuevo, una estructura nueva.

- Una estructura nueva pero con el germen de la Unión del Pueblo Salmantino. ¿Qué queda de esta formación localista en Ciudadanos?
- UPS tenía una estructura provincial, pero a nivel local nunca tuvo un concejal, prácticamente no tenía nada. Ha sido todo partir de cero. UPS tenía unos quince afiliados, en Ciudadanos ahora somos alrededor de trescientos. No había ni sede. El número dos de la lista, Ana, se afilió en verano, el número tres, Fernando, un poco después, y toda la gente se ha afiliado a Ciudadanos en los últimos meses.

- ¿Pueden haberse colado personas que no comulgan con las ideas de Ciudadanos, pero han aprovechado su tirón para ser concejales en sus respectivos pueblos?
- Tenemos una carta ética que han tenido que firmar todos los candidatos y a los miembros de todas las listas. Quien no la cumpla será automáticamente expulsado del partido, ya sea por anteponer sus intereses al de los ciudadanos o por casos de corrupción.

- ¿Diez mil salmantinos les han votado para castigar a PP y PSOE sin saber sus propuestas o porque se han leído su programa y comulgan con sus ideas?
- A nosotros nos han votado porque PP y PSOE lo han hecho mal y nos han votado también por las propuestas que llevamos de regeneración democrática, para que Salamanca sea más transparente y participativa, para que Salamanca dé las oportunidades que hasta ahora no ha dado. Ha sido todo. Habría que hacer un estudio sociológico de porqué nos ha votado cada persona pero ha sido por demérito de los que gobernaban y por mérito nuestro.

- Ahora de su apoyo depende que puedan gobernar los que han hecho demérito.
- Sí, pero en realidad depende de ellos. Nosotros tenemos nuestro programa, tenemos nuestras propuestas, y se les va a presentar a ellos para que decidan quién quiere realizarlas. Hemos dicho desde un primer momento que no entraríamos en gobiernos de pactos, mucha gente no se lo creía y así estamos actuando. No voy a permitir ser teniente de alcalde con sueldos de 65.000 euros al año, no voy a permitir tener ninguna concejalía, lo que vamos a hacer es pactar con propuestas encima de la mesa, nuestro programa electoral para catapultar a Salamanca como una ciudad de oportunidades laborales. Y se acabó. Sé que hemos pillado con el pie cambiado a PP y PSOE porque no se esperaban que hiciéramos lo que hemos estado predicando.

- Afirma que la política de los últimos veinte años no es la correcta y Salamanca ha perdido muchas oportunidades, pero a día de hoy quién está más en condiciones de gobernar es quien ha aplicado precisamente esas políticas durante dos décadas, ya sea con su apoyo o abstención el 13 de junio. Habrá muchos votantes de Ciudadanos que no lo entiendan, porque les han apoyado precisamente para que haya un cambio en el Ayuntamiento.
- Pero no va a gobernar el PP o el PSOE. Va a gobernar el pleno del Ayuntamiento. Va a haber un alcalde, obviamente, pero un alcalde en minoría, va a gobernar el pleno de Salamanca. Queríamos cambiar la forma de hacer iniciativas, las decisiones que se han estado tomando hasta ahora porque obviamente si queremos tener resultados distintos no podemos aplicar las mismas políticas. Ahora se va a realizar una política nueva. En manos de PP y PSOE va a estar el querer hacer ese cambio en la política. Nosotros representamos el cambio sensato, el cambio tranquilo, cambiar lo que no funcionaba bien y desde nuestra posición se va a poder hacer.

- Desde su posición, ¿cuáles van a ser sus líneas generales de actuación?
- Todo nuestro programa se sustenta en tres patas: un Ayuntamiento más transparente, que todos los salmantinos sepan de dónde viene y en qué se va a gastar cada céntimo; un Ayuntamiento más participativo, en el que se escuche a todos los agentes sociales, a todos los vecinos a la hora de tomar decisiones, hay que escuchar y ponerse de acuerdo; y una ciudad de futuro, con propuestas de acuerdo con otros partidos, incluso aceptando suyas, porque se van a tener que cocinar entre todos, con ingredientes de todos, escuchando a todos. Cuatro ojos ven más que dos. Hasta ahora todas las decisiones las tomaba el Partido Popular, ahora nos van a tener que escuchar.

- Entre esas propuestas, ¿qué piensan sobre los impuestos, van a proponer bajarlos?
- En campaña dijimos que no íbamos a bajarlos porque no teníamos acceso a los datos reales del Ayuntamiento, pero si Mañueco dice que hubo doce millones de euros de superávit, eso significaría que se puede rebajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Como no sabemos los datos reales, no quiero prometer algo que a lo mejor luego no puedo cumplir. La reforma fiscal estará entre nuestro decálogo de propuestas que presentaremos a PP y PSOE.

- ¿Y proponer alguna auditoría sobre la gestión de las anteriores legislaturas del Partido Popular con mayoría absoluta?
- La auditoría la haremos los partidos que entremos. Vamos a traer la transparencia. Quien sepa cómo funcionan las auditorías sabrán que contrata a una empresa vale un dineral y ahora mismo creo que tal y como están las cosas es mejor que los datos estén en manos de todo el que lo quiera. Aparte, confío mucho en la intervención y la secretaría del Ayuntamiento de Salamanca, de la cual me han hablado fantásticamente, y no creo que haya ningún problema en ese ámbito.

- ¿Entonces no van a mirar hacia atrás? ¿Harán borrón y cuenta nueva?
- Vamos a entrar y ver todos los datos. Abriremos cajones, por supuesto, y vamos a ver cómo está todo, porque no queremos ser responsables de lo que suceda.

- Por ejemplo los cajones de la política social mueven mucho dinero.
- En este aspecto, tenemos una propuesta muy innovadora que la vamos a llevar a nivel nacional, un cambio en la financiación de los municipios y de traspaso de competencias. Es muy malo que haya duplicidad de servicios. No es normal que haya servicios sociales en el Ayuntamiento, la Diputación y la Junta de Castilla y León. Nuestra apuesta es por que sean los ayuntamiento sean los únicos que se dediquen a servicios sociales, porque es la administración más cercana al ciudadano, y que todo el presupuesto de la Junta pase a los ayuntamientos. Todo ello con una base de datos única centralizada en el Ayuntamiento.

- Otra parte importante de la gestión municipal son los servicios como autobús, basura, agua? ahora todos en manos de empresas privadas y con contratos recién renovados a largo plazo.
- En nuestro programa se recoge una auditoría de los contratos cada tres años para ver en qué benefician o perjudican a los salmantinos, y así tomar decisiones. Me gusta mucho la experiencia del Partido Popular de León, que remunicipalizó el servicio de recogida de basura y ahora a los leoneses les sale muchísimo más barato. Prometo revisar todos los contratos, y así lo propondré al resto de partidos, un acceso a todos los datos para que el pleno tome una decisión si se puede remunicipalizar algo en función de los informes técnicos y a la vista de todo el mundo.

- De su labor en los ayuntamientos, sobre todo el de Salamanca, dependen también las elecciones generales de noviembre. En las europeas del año pasado Ciudadanos obtuvo 2.068 votos, en las municipales de este año en toda la provincia suman 18.180 y en las autonómicas son 24.907. ¿Puede cortarse esta línea ascendente por un apoyo a PP o PSOE para que gobiernen en la capital?
- Creo que lo mejor que podemos darle a los salmantinos es que somos un partido de palabra, que vamos a hacer lo que dijimos, y por lo tanto espero que la gente sepa que ya que hemos sido consecuentes con nuestro programa, lo vamos a ser también a nivel nacional. No nos vamos a vender por cargos, no nos vamos a dejar influenciar, nos debemos a nuestros votantes, en este caso a Salamanca y después a España. Los votantes lo verán. Somos un partido con criterio, un partido sensato, que no traiciona.

- ¿Ve a Albert Rivera en condiciones reales de ser presidente del Gobierno?
- Sí, le veo. Totalmente. Me gusta mucho la figura de Adolfo Suárez. Por la edad que tengo sólo sé lo que he leído, pero sé que se le maltrató y ahora se la ha puesto en valor, se le admira, hizo un gran papel en los primeros tiempos de la democracia. Dio diálogo, dio consenso, para unir a la gente que pensaba de forma diferente, para unir el país, y Albert Rivera se va a deber también a España, no a Ciudadanos, y es lo que la gente va a ver. Y por lo que la gente lo apoyará.

- En España siempre parece que todo es blanco o negro. Los partidos de izquierdas dicen que Ciudadanos es de derechas porque se lleva los votos del Partido Popular, pero en el PP dicen que es de centro izquierda porque así lo recoge el acta fundacional de Ciudadanos. ¿Dónde sitúa Alejandro González a su partido?
- Me siento muy cómodo así, que la gente de derechas diga que somos de izquierdas y los de izquierdas digan que somos de derechas, porque personalmente me sitúo en el centro del tablero ideológico. Ahora bien, aunque en España seguimos catalogando de derechas o izquierdas, si miramos a Europa hay muchísimas concepciones políticas ahora mismo. No se puede encasillar en un lado u otro. Nosotros somos progresistas y liberales, creemos en el capitalismo, pero en un mercado con árbitros independientes y no queremos un Estado intervencionista. ¿Eso cómo se cataloga, de derechas o de izquierdas? A esta pregunta van a poder responder los ciudadanos en cuanto vean nuestras propuestas. Los salmantinos van a poder verlo con las propuestas que presentaremos en el pleno. Que sean ellos quienes nos juzguen, pero tampoco me quita el sueño cómo nos catalogan, es problema de los otros partidos.

- ¿Y le quita el sueño que puedan ser otro UPyD, que se quedó a medio camino y ahora se está diluyendo como un azucarillo?
- Lo único que pienso es que tenemos por delante cuatro años para trabajar muchísimo, para demostrar lo que hemos estado diciendo. Lo único que me quita el sueño es el trabajo. Vamos a tener que trabajar mucho y seguro que dormiremos menos. Mi generación no ha hecho la mili, mi abuelo dice que su mili fue de dos años, pero la mía va a ser de cuatro, un servicio hacia Salamanca. Quiero hacerlo bien para después poder salir por la ciudad con la cabeza bien alta, sabiendo que he hecho un buen trabajo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído