La noche salmantina no pasa por su mejor momento, con una fuerte caída de la clientela. Locales que a diario estaban llenos ahora sólo tienen afluencia viernes, en menor medida, y sábados. Y es que la crisis también pasa factura en los bolsillos de los jóvenes, que optan por los 'botellones' caseros para así gastar menos dinero a la hora de consumir alcohol por las noches. De ahí que algunos pubs y discotecas optaran por la 'hora feliz' para intentar atraer clientela, una práctica que para otros desvirtúa a la noche salmantina. “Éramos un referente en la noche y se nos ha ido de las manos”, asegura el presidente de los hostelero salmantinos, Alain Saldaña, en una entrevista con SALAMANCA24HORAS.

- Durante las últimas semanas la noche salmantina está revuelta, con la Policía Local controlando local por local para ver si se cumple la normativa. ¿Cómo se ha llegado a esta situación?

- Se ha llegado a esta situación por una petición propia de un grupo de hosteleros asociados que ha puesto de manifiesto que el escenario de la noche está revuelto y que están las cosas  difíciles, por lo que se consensuó con el Ayuntamiento convocar a todo el sector para ver sí se podía solucionar el problema. Se llegó al acuerdo de que el escenario se reorganizaría bajo el escenario propio de las enseñanzas municipales tanto a nivel del consumo abusivo del alcohol como en el cumplimiento de la normativa de la Junta de Castilla y León en cuanto a la drogodependencia. Estamos hablando, por tanto, de un tema de salud pública y no un tema de precios. 

- ¿Cuál es la posición de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca en este asunto?

- Desde la Asociación de Empresarios de Hostelería no trabajamos para luchar contra el precio, entendemos que la ley del libre mercado prima por encima de todo y que cada uno en su establecimiento vende como estima oportuno y como considera. No luchamos contra el precio sino contra la promoción y la difusión de las barras libres, de la hora feliz y de los llamados “ticketeros”, es decir, queremos evitar todo lo que incite a un consumo masivo de alcohol. Lo que queremos es que el hostelero sea consciente de que todos tenemos que jugar con las mismas armas, que todos tengan las mismas oportunidades de negocio y que intentemos desde la coherencia y el sentido común, poner en valor a la noche salmantina. Luchamos por tener una noche salmantina de calidad, no queremos que esto se convierta en un Salou, en un desmadre. 

- ¿Cómo se está llevando a cabo este control?

- La Policía Local está llevando un control local por local y está revisando que se cumplen las ordenanzas ya sea en cuanto a calidad o a aforos, y a fecha de hoy ya se han realizado 44 inspecciones de las cuales siete han terminado con una sanción.  

- ¿Qué le diría a quienes piensan que se trata de una pataleta de un grupo de hosteleros porque ahora tienen menos clientes y venden menos copas?

- Nosotros entendemos que el sector está tocado porque evidentemente la crisis no pasa inadvertida en ningún sector pero creo que contra esto, no es cuestión de ver qué está haciendo el vecino sino, cómo yo puedo mejorar y atraer a los clientes a mi negocio. Creo que se puede conseguir clientela ofreciendo atractivos y valores añadidos pero no entrar en una guerra de precios. 

- Lo digo porque parece ilógico que quienes tienen que vivir de vender copas se quejen precisamente de que se consume mucho alcohol, cuando a más ventas más beneficios.

- Cualquier sector de la ciudad ha sido víctima de la crisis pero no por ello hay que salir a la calle con el cuchillo entre los dientes. Ante la crisis hay que agudizar el ingenio no caer en una Salamanca de no calidad o bajar los niveles de calidad en cuanto a hostelería. Éramos un referente en la noche y se nos ha ido de las manos. 

- Mucha gente también se pregunta por qué ahora se quiere atajar este tipo de ofertas en los pubs pero luego se permite la Feria de Día en septiembre y la Nochevieja Universitarias, donde también hay un consumo abusivo de alcohol.

- Son dos eventos puntuales y excepcionales a lo largo de todo un año. Toda norma tiene su excepción. La feria de Día tiene otros valores añadidos y la Nochevieja Universitaria es un evento puntual y controlado en el que no se deja de buscar que la gente beba moderadamente pero en los bares, no en la calle. 

- Los pubs que llevan a cabo el 2x1 y la barra libre a determinadas horas denuncian que se está interfiriendo en su libertad comercial, que existe una ley de oferta y de demanda.

- Creo que están errados, no se infiere en su libertad de comercio. Hay unas ordenanzas y una ley que tienen que cumplir. Ellos tienen libertad de precios y libertad comercial pero saben que hay acciones que no se pueden permitir. No podemos tener carteleria que incite a todo esto. 

- Para burlar la ordenanza municipal que impide el reparto de invitaciones ahora los relaciones públicas abordan a los clientes en la calle y los acompañan hasta el interior del local donde llevan a cabo la oferta, ¿esto también es irregular?

- Todo lo que no sea demostrable con un papel físico, no. Los relaciones públicas deberían de estar más controlados y hacer su labor desde un prisma más sano. No sé hasta qué punto estar a la puerta de tu negocio e invitar o acompañar a los clientes dentro puede ser irregular, porque desconozco cuáles son sus competencias. 

- Los clientes de la noche salmantina, sobre todo jóvenes, se quejan de que los precios de las consumiciones son desorbitados en relación con la calidad que se ofrece.

- Los precios se han moderado de una manera sustancial y están al alcance de cualquier bolsillo tanto estudiantil como ciudadano de a pie. Hace unos años se pagaban siete euros por una copa y ahora se pagan tres.

- Cuando se pregunta a los jóvenes por qué realizan botellón, la respuesta unánime es que salir por Salamanca se ha vuelto muy caro.

- El botellón viene de tiempo atrás y es el eslogan al que se acogen. Considero que el precio de las copas salmantinas se ha situado en una franja accesible a cualquier bolsillo. 

- ¿Cómo se puede atajar el botellón?

- Está en manos de la Policía Local, que son quienes tienen que velar porque no se beba en la vía pública. Los locales dan bienestar, instalaciones, ambiente adecuado. 

- Desde el punto de vista económico, ¿a cuánto asciende el perjuicio que el botellón genera a la hostelería salmantina?

- Afecta de una manera muy importante, todo lo que consumen en la calle no entra en las arcas del hostelero. Es muy complicado cuantificar las pérdidas

- ¿Cómo se plantea mejorar la noche salmantina la hostelería de la ciudad?

- Estamos encaminados a mejorar la calidad de la noche salmantina. Para ello se ha puesto en marcha un programa que ya cuenta con la participación de diez establecimientos y que busca velar por unos estándares de calidad ya sea en la bebida como formación a los profesionales o protocolo de acogida en los establecimientos. Este programa está orientado a recuperar el estandarte y la élite de la noche salmantina que en los últimos años se ha ido perdiendo. Todo ello contribuye a un mayor prestigio de la ciudad. 

- ¿Cómo se está desarrollando el programa?

- Los establecimientos están respondiendo muy bien a los estándares de calidad que ya han demandado más actividades. Nuestro objetivo ahora es ampliar la lista de estos diez establecimientos y que poco a poco se mejore el ocio nocturno. Este nuevo camino conlleva mejoras para todos, tanto para los establecimientos como para el sector en general. Los clientes por su parte han respondido muy bien a estas medidas y agradecen que se busque mejorar los niveles de calidad y apostar por un ocio nocturno de élite. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído