Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad. Sin embargo, muchas familias no están para villancicos y mucho menos para fiestas. La crisis económica ha tocado de lleno la economía de numerosos salmantinos, que pasan como cualquier otra jornada estos días de excesos para otros. Y es que la cuarta parte de los ciudadanos está en riesgo de pobreza o de exclusión social. 
 
Son consideradas en ese estado las personas con ingresos inferiores al 60% de la media del país donde viven, sin recursos suficientes para pagar un alquiler o adquirir bienes básicos, o que utilizan menos del 20% de su potencial de trabajo. Y es que la última Encuesta de Población Activa muestra que casi diez mil familias salmantinas tienen en el paro a todos sus miembros en edad laboral, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, son 9.800, trescientas más que el trimestre anterior. 
 
Cada vez son más los 'nuevos pobres' que cada día acuden en demanda de ayuda ante una situación de pobreza en la que han caído por la situación económica. Personas de entre 20 y 40 años que han tenido trabajos dignos y ahora se encuentran en situación de desempleo y no pueden afrontar el pago de sus facturas. Es el nuevo perfil de pobre que ha llegado con la crisis y que se mantiene. Personas cualificadas, con preparación que, de la noche a la mañana, se encuentran sin trabajo y que no pueden hacer frente a su situación económica.
 
Nochebuena en la calle
 
La crisis también ha propiciado imágenes que habían casi desaparecido de las calles de Salamanca y eran más propias de grandes capitales. Personas durmiendo en los cajeros o portales atechados en alguna esquina, hombres y mujeres recorriendo las calles al atardecer revolviendo entre la basura en busca de algo que comer, o ciudadanos que cada día hacen cola para recibir alimentos y vales de compra cedidos por sus parroquias.
 
Cruz Roja trabaja con población transeúnte en Salamanca de forma continuada desde 1999, año en que se puso en funcionamiento el Centro de Emergencia Social. Posteriormente se han ido desarrollando otras iniciativas dirigidas a la promoción de empleo o a la atención directa en la calle. Este centro es un espacio abierto a cualquier persona en situación de emergencia social que necesite temporalmente un lugar donde poder ser atendido en sus necesidades básicas, un centro que tiene como objetivo dar respuesta en los momentos en que los demás recursos se encuentran cerrados, un recurso que atiende a población en riesgo o en situación de exclusión con diversos perfiles y problemáticas, en ocasiones crónicas, y un recurso sociosanitario atendido por un equipo de trabajadores y voluntarios que desarrollan su intervención por medio de actividades definidas. 
 
Los servicios que se prestan son acogida e información, servicio de consigna (taquillas), alimentación básica, higiene personal, lavado y secado de ropa, dispensación de material de higiene, dispensación de ropa interior, intercambio y distribución de jeringuillas y preservativos, talleres de sexo más seguro, cuidados mínimos y pequeñas curas, y estancia y descanso nocturno.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído