La Nochevieja, como es denominada en España, o Víspera de Año Nuevo, en algunos países hispanoamericano, es la última noche del año en el calendario gregoriano, comprendiendo desde 31 de diciembre hasta el 1 de enero, día de Año Nuevo. Desde que se cambió al calendario en el año 1582, se suele celebrar esta festividad, aunque ha ido evolucionando en sus costumbres y supersticiones. A veces el cambio de año era acogido con temor y acritud, pero desde principios del siglo XIX, la nochevieja se suele celebrar con unos rituales alegres y jocosos.

Son innumerables las tradiciones y las supersticiones que se manifiestan por todo el mundo en relación a esa noche. La música y los fuegos artificiales acompañan las fiestas y reuniones sociales, forma común en que se lleva a cabo la celebración. La costumbre más extendida es brindar con champán o sidra tras las doce campanadas. Al igual que realizar diversos rituales que hacen algunos creyentes para que el año que viene sea bueno y positivo en todos sus aspectos.

En España la tradición de Nochevieja más extendida es la de las doce uvas, que aunque se piensa que tuvo sus orígenes en Elche, en 1909, año en el que unos viticultores de la comarca alicantina del Bajo Vinalopó la iniciaron para dar salida a un excedente de cosecha, realmente está documentada al menos desde diciembre de 1897. Consiste en comerse una uva cada campanada que da el reloj de la Puerta del Sol, en Madrid, a las doce de la noche el día 31 de diciembre, antes, claro, acompañada con una buena cena en reunión de toda la familia. Se dice que quien no coma las doce uvas antes de que terminen las campanadas tendrá un año de mala suerte.
 
De unos años a esta parte, se ha puesto también de moda llevar ropa interior roja: bragas, calzoncillos, una liga, etcétera. Cada ciudad de España tiene un lugar particular para recibir el Año Nuevo. Allí se reúnen miles de personas frente a un reloj centenario. Después de las doce campanadas ya en el año nuevo es muy común felicitarse el año con todos los familiares de la cena y llamar a todos los que están fuera. Por esta razón las líneas telefónicas quedan colapsadas durante varios minutos después de la entrada del Año Nuevo. Luego se brinda con champán, cava o sidra.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído