La Junta de Castilla y León ha aprobado tres nuevas normas que modifican el funcionamiento y emplazamiento de los casinos de juego y regula la normativa del bingo en la comunidad. De esta forma, la Junta pretende equiparar las normas de la Castilla y León a las de otras comunidades así como mantener la competitividad del sector del juego.

Esta nueva modificación permite, en primer lugar, el traslado de instalaciones de casino, independientemente del municipio en que se encuentre, siempre que sea dentro de la misma provincia y sin importar el número de habitantes (antes limitado a un máximo de 300.000). Con este cambio, el Gobierno autonómico permite el traslado de los casinos a capitales de provincia. Algunas de las ciudades que ya han aplicado esta norma fuera de la comunidad son Bilbao, Barcelona, Mallorca o Zaragoza.

En segundo lugar, se modifican aspectos, tanto materiales como personales y normativos, de algunos juegos de casino como ruleta americana, ruleta francesa, Blackjack o dados portugueses. Por último, se permitirá a las salas que formen bolsas de premios extra y se facilitará la modernización de las mismas, para su adaptación a las nuevas tecnologías. Con estas modificaciones se culmina un período de actualizaciones de la normativa de todos los subsectores del juego privado en Castilla y León.

Por otra parte, se han simplificado los trámites para la puesta en marcha de máquinas y salas de juego mediante la eliminación de la autorización de inicio y licencia de apertura. Por último, y con el objetivo de paliar las dificultades financieras que atraviesan las empresas de bingo, se modificó el calendario de ingreso de la tasa, pasando del ingreso mensual al pago trimestral de la misma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído