Unicaja y Caja España-Duero plantean a los sindicatos, dentro de las propuestas para la fusión que crearía el nuevo banco, el bajar un 10% el sueldo a todos los trabajadores, tanto a los 4.500 de la entidad andaluza como a los 5.000 de Banco Ceiss (Caja España-Duero), antes del 30 de junio. Esta medida se aplicaría durante dos años, periodo durante el cual se suprimirían también las aportaciones a planes de pensiones.

Esta reducción, previa a cualquier recorte de plantilla, ha suscitado el rechazo de todas las organizaciones sindicales presentes en la reunión que convocó la dirección de recursos humanos de Unicaja ayer por la tarde en Málaga. Este viernes, Banco Ceiss hará la misma propuesta a los representantes de sus trabajadores en Madrid.

La bajada del 10% se añadiría, en el caso de los trabajadores de la entidad castellana y leonesa, a la reducción de los complementos de antigüedad y la supresión de otros beneficios; medidas con las que Unicaja pretende equiparar los sueldos de Banco Ceiss a los suyos y ahorrar 120 millones. Así, según fuentes de CC OO, los empleados de Caja España-Duero sufrirían una doble bajada salarial: una solo para ellos, que oscilaría entre el 15 y el 20%, y luego otra del 10% en común con Unicaja.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído