El Consejo de Ministros ha aprobado la segunda edición del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, que incluye 32 medidas para impulsar la competitividad del comercio, en particular en el ámbito del pequeño comercio. El Plan está estructurado en diez ejes de actuación orientados a la innovación del pequeño comercio; el fomento de los centros comerciales abiertos y mercados municipales; el apoyo financiero a las empresas; la promoción comercial; el impuso del relevo generacional y los emprendedores; el aprovechamiento de las sinergias entre comercio y turismo; la mejora de la seguridad comercial; la adopción de medidas legislativas de impulso a la actividad comercial y de eliminación de barreras a la actividad; el apoyo a la internacionalización del comercio español; y la mejora de la formación y la creación de empleo.
 
Además de las medidas ya contempladas en el plan de 2013 de ayudas a mercados y zonas de gran afluencia turística, se incorporan al plan las líneas de ayudas del Ministerio de Fomento, que pueden repercutir en la mejora de las zonas comerciales urbanas dentro del marco del Plan Estatal de Rehabilitación de edificios, y la regeneración y renovación de zonas urbanas y turísticas que desarrolla la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo. El Plan integra todas las líneas ICO específicas para el sector destinadas a apoyar inversiones y liquidez en Pymes y autónomos. El sector comercial minorista constituyó uno de los sectores más importantes en la utilización de estas líneas el año pasado.
 
La innovación y la apertura del canal on-line se implementan a través de del programa de Red.es "¿Vendes en Internet?", de asesoría y fomento del comercio electrónico como nuevo canal de venta entre pymes y autónomos. En 2013 el programa ha tenido más de 3.600 beneficiarios; la web formativa cuenta con más de tres mil usuarios registrados.
 
Reacción de los autónomos
 
UATAE considera, a falta de un mayor estudio del Plan definitivo, que con él no se alcanzaran los objetivos propuestos de  fomentar el crecimiento competitivo y equilibrado del comercio minorista, sino que se insiste en la línea de favorecer los intereses de las grandes superficies en contra del pequeño comercio y los autónomos. La medida de continuar por la vía de obligar a liberar los horarios comerciales seguirá profundizando en las dificultades de autónomos y pequeños comerciantes para poder competir con las grandes cadenas de distribución, como se ha puesto de manifiesto en el pasado año, donde no sólo han caído las ventas consecuencia de la crisis, sino que esas menores ventas se han distribuido en contra del pequeño comercio. Por otra parte, la crisis y las dificultades de encontrar un empleo están empujando a muchas personas a intentar una actividad por cuenta propia en el sector comercio, por ser un sector muy cercano en el que la mayoría considera que puede actuar, lo que está suponiendo más comercios para menos ventas, lo que puede ser un problema a corto plazo en caso de no aumentar las ventas del sector.

 

María José Landaburu, secretaria general de UATAE, ha señalado que “en el último año, con los últimos datos aportados por el INE correspondientes a febrero, y con medidas parecidas, las ventas del comercio minorista han caído un 0,4% y el empleo un 1%. Sin embargo, en el caso de los autónomos (empresas unilocalizadas) las ventas se redujeron un 1%, por encima de la media, lo que significa que otros las aumentaron”. Para Landaburu, “cada vez es más evidente que lo que necesitan los comerciantes es consumo y financiación real, junto con apoyos a la innovación y el acceso a las nuevas tecnologías, cuestiones que con el actual Plan quedan muy limitadas, por lo que considera que si no hay mejoras en el consumo y acceso a la financiación, el sector continuará perdiendo rentas y empleo, con Plan y sin Plan”.

 

Finalmente, Landaburu de UATAE “ha recordado al Gobierno que tenga en cuenta, que tal y como pone de manifiesto la Comisión en el Plan de Acción Europeo para el Comercio Minorista, la excesiva concentración de la distribución comercial plantea distintos problemas, entre ellos, la dificultad objetiva para poner en práctica una auténtica competencia, por lo que a nuestro juicio deberían evitarse medidas que como la liberalización de horarios comerciales favorecen la concentración en la distribución comercial”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído