En todas las empresas hay trabajadores con los que uno se lleva bien, muy bien o menos bien. Y el sector del taxi no es diferente. María Ángeles lleva 15 años al frente de un volante en Salamanca y el hecho de trabajar en un sector mayoritario de hombres no le hace sentir diferente. ?Se vive normal entre hombres, como en todas las empresas?, además, añade que se trata de un trabajo muy individual en el que tampoco tienen mucho tiempo para convivir.

En cuanto a la brecha salarial, el del taxi es un sector igualitario que no discrimina en función del sexo, ya que como afirma María, ?las tarifas son las mismas para todos?. Además, asegura que en su trabajo diario nunca ha sentido ningún tipo de discriminación, ?nadie se ha negado a montar por el hecho de que la conductora sea una mujer?, afirma.

Esta salmantina de adopción mantiene que podría haber más mujeres en el sector ?porque los requisitos son los mismos que para un hombre?

Sin embargo, sí reconoce que toma ciertas precauciones y no hace turno de noche, en primer lugar por su familia y en segundo por la inseguridad. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído