El Plan de Movilidad de Salamanca establece como uno de sus ejes fomentar la utilización de la bicicleta como medio de transporte. Así, los carriles bici se ampliarán hasta alcanzar una longitud que supera los 48 kilómetros en el año 2020, el doble que en la actualidad. El objetivo es conectar todos los ramales del extrarradio, pero también establecer conexiones con el centro de la ciudad durante los próximos años, al igual que con las localidades del alfoz.

Pero, ¿cómo se irán ejecutando estas conexiones? ¿Cuáles serán antes? ¿Cuáles después? En el medio plazo se dará continuidad a los ejes de la primera fase, ejecutando de manera análoga un eje longitudinal y dos ejes transversales. Así prolongaría el tramo de la primera fase continuando hacia el norte por la Carretera de Fuentesaúco hacia los Campus, y hacia el sur, gracias al tramo incluido en la remodelación del eje Gran Vía / Puente Enrique Estevan.

El primer eje transversal lo conformarían los tramos de red en las avenidas de Portugal (entre avenida de Salamanca y Torres Villarroel), Alfonso VI, Doña Urraca y Alfonso IX, que se prolongaría con sección compatible por los parques y plazas hasta el edificio de la Junta, otorgándole continuidad. Al sur del río, se completaría un eje continuo prolongando el tramo actual en la Vía Helmántica hacia el oeste por la carretera de Fregeneda y avenida Lasalle, y hacia el este con el tramo de la carretera de Madrid hasta conectar con Santa Marta de Tormes.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído