En la Feria del Libro de Salamanca aparte de los libros para niños y las publicaciones convencionales que de los que van en busca cualquier ciudadano corriente, hay otro tipo de obras diferentes, de las que no se ven todos los días. "Más que libros son obras de arte”, aseguraba la responsable del stand número 27 de la Plaza Mayor.
 
En este stand se venden facsímiles de obras de la Edad Media. En la Europa medieval eran los monjes de los conventos los encargados de hacer las copias de los libros manualmente, pero no sólo se encargaban de copiar el texto, sino también de duplicar los dibujos y las encuadernaciones de estas obras. En la actualidad, igual que los monjes hacían esta labor hay un equipo técnico que se ocupa de realizar la misma labor, utilizando la más moderna tecnología y con su trabajo artesanal realizan estas ediciones facsímiles.
 
Cada una de estas ediciones consta de una sola edición numerada e irrepetible, y limitada a 995 ejemplares, estando identificados notarialmente cada uno de ellos. Además, cada una de las ediciones va acompañada de un estuche y de un libro explicativo realizado por expertos de las principales universidades y bibliotecas.
 
Según la responsable del stand, la gente que acude a comprar estos ejemplares “son un público distinguido con un nivel cultural alto. Es gente a la que le gusta el arte en forma de libro”. Respecto al precio de estos facsímiles sí son bastante más caros que un libro convencional, de hecho, los ejemplares más baratos rondan los dos mil euros, aunque la mayoría de las personas optan por pagarlos a plazos. 
 
Lo que sí compra la gente más a menudo, y con un precio bastante inferior son las láminas, “aunque muchas veces lo compran y lo enmarcan sin saber lo que significa”. Sin embargo, los que normalmente acuden a comprar estos facsímiles son profesores universitarios, médicos, y arquitectos, y lo hacen en búsqueda de obras de artes diferentes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído