Estamos acostumbrados a escuchar en los medios de comunicación voces de españoles hablando y opinando sobre la crisis que atraviesa el país. Sin embargo, España no sólo se compone de ciudadanos españoles, sino que muchas son las personas extranjeras que se han visto obligadas a emigrar de su país de origen para recalar en el nuestro. SALAMANCA24HORAS da voz a este colectivo para conocer de primera mano su visión de la actualidad.
 
En primer lugar dejamos que nuestra mente viaje hasta otro de los países que están sufriendo severamente la crisis mundial: Italia. Para ello hablamos con Filippo Arduini, un joven de 28 años que cumple su cuarta temporada en Salamanca. Hace cinco años este transalpino decidió acogerse a la beca Erasmus de su universidad para estudiar en la capital del Tormes y tal es el encanto que le produjo que no dudó en salir de su país para buscarse la vida en el nuestro.
 
Actualmente es director de marketing de una empresa local, uno de esos puestos en los que el contacto con los negocios te hace darte cuenta de la situación. “Por lo que veo en mi trabajo, que estoy en contacto con muchas empresas, se nota a la hora de ver cuánto presupuesto tienen para los gastos en términos de publicidad. Las empresas nacionales veo que tampoco sufren mucho, claramente hay algún corte pero no de manera fuerte, pero el comercio pequeño a nivel local sí sufre mucho”.
 
Lo que sí ve como un problema “gravísimo” es el nivel de parados que hay en nuestro país y aunque considera “injusto que la gente tenga que superarse para alcanzar un nivel de vida solamente decente”, sabe que “es lo que hay y hay que dar el máximo o más que el máximo”. Sin embargo, a pesar de que en Italia la cifra de parados ronda el 9 por ciento, “la situación del sur es catastrófica, casi al nivel del tercer mundo”. En el tema de los salarios recibidos por los trabajadores, cuenta que son más o menos similares a los de aquí.
 
Una de las ventas que Filippo ve en España es que se le da una mayor confianza a los jóvenes a la hora de trabajar, ya que en el país transalpino “la gente que tiene entre 25 y 30 años tiene poquísima confianza por parte de las empresas, tiene puestos muy bajos y menos posibilidades de subir de cargo en tiempos rápidos”. Es por ello que muchos italianos se ven obligados a emigrar, especialmente a los países del norte y, aunque parezca increíble, también a España. Eso es debido a que ven a nuestro país con “mayor bienestar social”.
 
En resumen, este director de marketing ve a los españoles como personas más optimistas, más alegres y con el gusto de vivir bien y disfrutar de las cosas, en diferencia con sus compatriotas, a los que tiene por más histéricos y nerviosos, “aunque al fin y al cabo también los puntos comunes son muchos, somos todo gente latina y nos parecemos bastante”.
 
Por último, quiere poner de manifiesto la situación de los políticos italianos. “Tienen un sueldo mínimo que andará por los 100.000 euros al año y más luego vales de comida, coches, móvil, cine gratis… Es alucinante. En un país que está en dificultad esto es atípico sobre todo con gente que sólo va a una asamblea del parlamento. De hecho el otro día salió que había un parlamentario que estaba jugando a videojuegos con su ipad”, concluye.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído