Verde es el color de la Cofradía de la Oración en el Huerto de los Olivos, como verde el color de la esperanza. Por eso, al ver que la lluvia había respetado al mediodía el Acto del Descendimiento en el Campo de San Francisco, numerosos salmantinos se acercaron a las cinco y media de la tarde para ver la procesión que debía salir desde la iglesia de El Carmen de Abajo. Así fue a la hora señalada, las 17:45 horas, en el que era el primer desfile procesional que conforma el Santo Entierro durante el Viernes Santo.

Pese al cielo oscurecido por las nubes y el frío viento, los cofrades decidieron salir a la calle para desafiar a los elementos. Pero la lluvia les devolvió rápidamente a la realidad de un tiempo que no está acompañando esta Semana Santa. Apenas unos metros después de haber sacado el paso, comenzó a llover con fuerza, por lo que la comitiva tuvo que darse la vuelta para refugiarse en el interior del templo. Y es que la Oración de Jesús en el Huerto de los Olivos es una talla del siglo XVII muy singular, de ahí que no hayan querido arriesgarse a que pudiera deteriorse con la tormenta.

 
Será otra la ocasión en que luzcan su túnica, capa, guantes y calcetines blancos, con capirote y cíngulo verde, y zapatos negros. Constituida en el seno de la Cofradía de la Vera Cruz por un grupo de hortelanos en el año 1952, esta agrupación ha conseguido a lo largo de los años una notable importancia, desfilando integrada en la procesión general del Santo Entierro. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído