El paro continúa imparable y comienza desbocado en la provincia de Salamanca para alcanzar un nuevo récord, 33.661 personas, 1.527 más que en diciembre, según los datos hechos públicos esta mañana por el Ministerio de Trabajo e Inmigración. Son 2.218 parados más que hace un año, es decir, que las oficinas salmantinas han contabilizado un parado más cada cuatro horas.
 
El desempleo sube en todos los sectores, sobre todo en servicios, 1.055 más, mientras que en la construcción sube en 266 personas, en industria en 129 y en agricultura 22. El sector servicios supone más de la mitad del total de desempleados, con 18.755, tres veces más que la construcción, con 6.099 parados. Por su parte, los parados sin empleo anterior son también más, 55 respecto al mes anterior, en gran parte porque muchos jóvenes se marchan a otras provincias en busca de nuevas oportunidad, pero todavía quedan 4.984 apuntados en las listas salmantinas.

Además, la temporalidad laboral es la nota predominante en la provincia de Salamanca. En enero se formalizaron 5.273 contratos, 135 menos que el mes anterior y 107 menos que el ejercicio anterior, con apenas indefinidos, 440, que aunque son 20 más que en diciembre, representan 300 menos que hace un año, por lo que cada vez se rubrican menos contratos fijos.
 
Datos nacionales
 
En el conjunto de España, los datos de los Servicios Públicos de Empleo del conjunto de las Comunidades Autónomas correspondientes al mes de enero registran un aumento de 177.470 desempleados (4,01%) respecto al mes anterior. De esta forma el paro registrado se ha situado en 4.599.829 personas. En términos interanuales se registra un incremento de 368.826 personas (8,72%).
 
La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha resaltado que los datos de paro registrados del pasado mes de enero ponen de manifiesto que "además de la profunda crisis económica que está viviendo este país, las reformas laborales puestas en marcha por el Gobierno anterior no han evitado que el despido sea el principal mecanismo de ajuste ante la caída de la demanda". "En este contexto, una reforma laboral como la que prepara el Gobierno está más que justificada, ya que es necesario devolver la confianza a trabajadores y empresarios, para que puedan superar juntos la crisis y que el despido sea el último recurso", ha concluido Hidalgo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído