SALAMANCA24HORAS ha salido a las calles de Salamanca para conocer la realidad de cómo la solidaridad de está viendo afectada por temas de crisis económica. La mayor parte de los encuestados opina que la situación está perjudicando a las asociaciones, ya que si la gente no tiene dinero para ellos mismos, tampoco lo tienen para los demás. 

Sin embargo, la mayoría se consideran solidarios, y a pesar de todo participan con organizaciones como Cruz Roja y Unicef. Y es que la empatía se ha disparado ahora que, según dicen, “cualquiera de nosotros podría estar mañana en la misma situación. Todos tenemos familiares y conocidos en paro.” Este sentimiento se traduce en que muchos se vuelcan más a la hora de aportar lo que pueden, aunque obviamente, no pueda ser tanto como antes. 

“Hay otras formas de ayudar, por ejemplo el voluntariado”, ha concretado una joven. Algunos creen que, dadas las circunstancias, cuantos más parados hay, más personas se ofrecen para colaborar, debido precisamente al alcance que tienen a día de hoy las dificultades económicas por las que atraviesan cada vez más personas. 

Quienes pueden permitírselo siguen participando activamente y de forma económica con sus asociaciones preferidas, especialmente ahora que se necesita más que nunca. Los jóvenes son el sector de población que menos colabora solidariamente, ya que, según dicen, no están en condiciones de dar nada aunque les gustaría hacerlo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído