El callejero refleja la evolución social de una ciudad a través de los siglos, pero también su devenir. La denominación de muchas calles responde a edificios o elementos físicos que un día se levantaron a sus orillas, pero el progreso de los tiempos también provoca que en un cercano mañana haya vías que dejen para el recuerdo sólo una placa. Es el caso de la calle Patio de Comedias.

Ubicada junto la plaza de San Román, esta calle tenía su origen en el antiguo teatro del Hospital y un anexo donde se representaban comedias. Tal era su fama que a mediados del siglo XV se tuvo que promulgar una legislación prohibiendo las representaciones en días laborables, pues los estudiantes abandonaban sus clases para acudir al teatro.

Con la reforma del gran Teatro del Hospital se dio paso al teatro Bretón, dando nombre a la plaza contigua. Un escenario que acogió representaciones hasta finales del siglo XX a la par que se transformaba en cine. Pero el sino de los tiempos no pudo impedir su reciente derribo y el lugar es un solar pendiente de una nueva edificación, un lugar donde quedará para el recuerdo a través de la calle Patio de Comedias que un día fue epicentro de la cultura salmantina.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído