La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) y su Federación de Autónomos (Feacyl) urgien una mayor flexibilidad laboral y una rebaja de la presión fiscal. “El mercado de trabajo aún adolece de rigideces que limitan una mayor interacción entre la oferta y la demanda laboral”, señalaron las dos organizaciones en un comunicado al conocerse los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre.
 
En ese sentido, las dos organizaciones patronales consideran urgente “profundizar y acometer” reformas estructurales, como la de las administraciones públicas o la “plena liberalización” de sectores, así como la simplificación administrativa y la consecución de la unidad de mercado, con el fin de que las empresas puedan desarrollar su actividad en un entorno más competitivo. Asimismo, insistieron en la necesidad de facilitar el desarrollo y expansión empresarial ya que cuenta con obstáculos como el “insuficiente” flujo crediticio, la “elevada” presión fiscal, la morosidad en los pagos o la pervivencia de una creciente economía sumergida. Se trata para la patronal de “verdaderos frenos” al crecimiento empresarial y, por tanto, a la creación de empleo.

Para UATAE Castilla y León, los datos de la EPA "son sin duda negativos en términos de trabajadores por cuenta propia", ya que indican una significativa caída en el primer trimestre del año y condicionan la caída del trabajo por cuenta propia en el conjunto del último año (primer trimestre 2014 en relación al primer trimestre de 2013). "Estos datos son muy preocupantes si se tienen en cuenta que, a nivel nacional, la reducción con respecto al trimestre anterior se ha situado en el 0,7 por ciento y con la referencia anual en el 0,6 por ciento".

José Ignacio Falces Yoldi, Secretaria General de UATAE Castilla y León, considera negativos estos datos y "un jarro de agua fría en relación a las expectativas de aumento del trabajo por cuenta propia que indicaban los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social”.  Desde esta organización se quiso destacar que “estos datos son negativos para las expectativas de recuperación de la economía, ya que menor ocupación en general también suponen menos ingresos públicos y menos rentas para el consumo y el crecimiento económico, que es lo que necesitan los autónomos”.

Finalmente, Falces estima que “es momento también de ayudar a consolidar y aumentar el trabajo por cuenta propia, que no puede ser sólo una salida momentánea ante el desempleo masivo, sino una decisión responsable con un apoyo real y permanente de las administraciones, ya que su aportación es básica para alcanzar mejores resultados en términos de empleo”.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído