El Gobierno de Portugal ha publicado este lunes en el Diario de la República un decreto de ley por el que establece que los cuatros peajes que estaban pendientes de iniciar su funcionamiento, entre ellos el peaje de la autovía hacia Aveiro, comenzarán a funcionar el próximo 8 de diciembre. Según reza en el documento, el peaje entrará en funcionamiento en pleno puente de la Constitución, concretamente el día de la Inmaculada Concepción, diez días después de su publicación.

El decreto ley establece, entre otras cuestiones, el cobro de estos peajes, es decir el de la A-24, que une la frontera ourensana de Verín y Chaves con la localidad de Viseu; el de la A-23, que une Guarda con Castelo Branco, y el de la A-25, carretera que une Vilar Formoso-Aveiro. El cobro se hará mediante el sistema Multi -Lane Free Flow (MLFF), el cual permite circular por cualquier carril del peaje, efectuándose el pago a través de un aparato, tras la identificación del vehículo.

 
Según ha adelantado el portal heconomía.es, para los residentes y empresas locales de las regiones más deprimidas, el decreto establece "la creación de un sistema de discriminación positiva" con una serie de exenciones y descuentos en las tasas. Así, los beneficiarios serán "personas físicas y jurídicas que tengan su residencia o domicilio social en el área de influencia de la autopista". Estos están exentos de pagar el peaje en las primeras diez transacciones mensuales que realicen, a partir de aquí tienen un 15 por ciento de descuento.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído