El cobro por circular por las autovías es ya una realidad en otros países de Europa. El caso más reciente es Portugal, donde el pasado mes de diciembre el Gobierno extendió sus peajes por todo el país. El precio de estas carreteras es de unos 8 céntimos, IVA incluido, por cada kilómetro recorrido para la categoría 1 de vehículos. Para la categoría 2, que es las de los monovolúmenes de hasta siete plazas, la tasa es de 14 céntimos por cada kilómetro.

En Italia, el 82% de sus carreteras son de peaje unos  6.900 kilómetros. El precio para usar las carreteras de pago es de un euro por cada 10 kilómetros.  El sistema de carreteras francés es muy parecido al italiano. En el país galo cuenta con 11.000 kilómetros de autopistas de las cuales 8.000 son de pago. Las tarifas de estas carreteras se establecen en función del tipo de vehículo, por ejemplo un turismo normal pagaría unos 70 céntimos por cada 10 kilómetros mientras que un autobús pagaría el doble.

En algunas ciudades como en Londres se paga incluso por conducir por el centro de la ciudad. Entrar a la ‘city’ cuesta unos 6.50 euros de lunes a viernes en la caso de un coche, una moto paga 3,70 euros y un autobús unos 13 euros. 

Si se aprueba la ley, España pagaría unos 4 céntimos por cada kilómetro. Con esta tasa se situaría por encima de Italia, donde se paga un céntimo pero por debajo de Portugal y Francia donde las tarifas son de 8 y céntimos por kilómetros respectivamente.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído