El número de autónomos afiliados a la Seguridad Social en la provincia de Salamanca perdió en diciembre 45 efectivos, y continúa por debajo de la barrera de los 28.000, un listón que se ha convertido durante la crisis en una forma de medir la recuperación o empeoramiento de la situación en este sector. Así, de los 27.690 contabilizados en noviembre se ha pasado a 27.645 el mes pasado, pero es que desde el inicio de la crisis son unos 2.000 autónomos menos.

 
La crisis ha obligado a los autónomos a trabajar hasta 45,6 horas a la semana durante el segundo trimestre del año, una cifra récord superior en 7,2 horas a las 38,4 horas que dedicaron los asalariados, según datos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). En un comunicado, la organización recuerda que en la fase de crecimiento económico se había conseguido reducir esta brecha hasta 6,2 horas en el primer trimestre de 2009, sin embargo este diferencial se ha agrandado en una hora más de media semanal en el periodo de crisis. Según UPTA, para los autónomos, que representan casi un 20% de la población activa española, "continúa siendo una utopía cada vez más alejada el objetivo de conseguir una jornada de 40 horas semanales como la que se propusieron las organizaciones de trabajadores hace casi 150 años".
 
Las dificultades para acceder a financiación, el aumento de la morosidad y la desconfianza en la economía llevan al 60% de los autónomos a cuestionar si podrán mantener su negocio o actividad en los próximos años, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). "La situación económica por la que atrasevó el colectivo en 2011 fue peor que la de 2010. Las bajas de autónomos y cierres de empresas son muy elevadas", explican.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído