La Plaza Mayor de Salamanca ha sido esta tarde escenario de una curiosa 'performance' donde la provocación ha sido la nota predominante. Una pareja de jóvenes ha instalado una cama junto a una farola para simular una relación sexual ante la mirada atónica de los presentes. Con su televisión y portafotos incluidos, se magrearon bajo la colcha y, como colofón, el cigarrillo postcoital. Un espectáculo que ha provocado el malestar de algunos transeúntes, que lo consideraron de mal gusto, pero también la sonrisa de otros que incluso les animaban y vitoreaban. 

Los organizadores de la performance lamentan que se haya dado esa sensación."Consideramos oportuno explicar por qué lo hicimos ya que se ha dado un significado erróneo. Lo que intentamos mostrar sacando a la calle una cama, unas mesitas de noche y una televisión es simplemente una situación cotidiana en la vida de una pareja. No pretendíamos en ninguno de los casos dar un punto de vista erótico ya que las situaciones que se representaron no dieron pie a ello. El objetivo de este trabajo era ver las reacciones de la gente sobre lo que estaba sucediendo en la Plaza Mayor y de echo las opiniones que se han generado han sido muy diversas. Como conclusión hemos de añadir que esta era nuestra intención, la cual se ha cumplido", explican en declaraciones a SALAMANCA24HORAS.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído