El Ayuntamiento de Salamanca inició a mediados del pasado mes de enero los trabajos iniciales para la restauración del coronamiento de todos los pabellones de la Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento. La intervención proyectada, dentro de la política de conservación del patrimonio que está llevando a cabo el Consistorio durante esta legislatura, en este caso comprende el conjunto de la balaustrada y pináculos de las cuatro fachadas así como las espadañas de la Casa Consistorial y del Pabellón Real, la cornisa que recorre la Plaza y las canaletas de poliéster situadas en el arranque de las cubiertas.

En concreto, se intervendrá en 94 balaustradas, 92 pináculos, dos espadañas y las seis estatuas que coronan la fachada principal. En una de estas esculturas, la que representa al Comercio, se restituirá el brazo que se desprendió por la erosión de la piedra debido a los agentes atmosféricos. El proyecto plantea la restitución fidedigna del elemento corporal siguiendo los restos acopiadas tras el desprendimiento, así como la documentación histórica a través de fotografías antiguas. Todo lo anterior será posible  gracias a un presupuesto total de 203.551 euros y el tiempo de ejecución de la obra se ha estimado para cuatro meses.

En general, los trabajos que se están realizando tienen que ver con la limpieza y la eliminación de componentes y productos añadidos que hayan podido generar daño al monumento. Así como también la consolidación y restauración de los distintos elementos realizando un rejuntado completo o la reposición de los mismos en el caso de que su deterioro sea irreversible.

?El mayor problema que nos hemos encontrado es el haber observado que las juntas y anclajes de muchos de los elementos de la plaza estaban muy deteriorados. Además se han ido perdiendo materiales como consecuencia del viento y la lluvia siendo los más castigados los de los pináculos y las balaustradas por estar inevitablemente exentas a cualquier tipo de protección. Siempre que podamos se recuperarán esas piezas, pero en alguno que ya no hay más remedio hay que reconstruirlas a pesar de que se pierda lo original?, han asegurado los responsables de la restauración.

Actuaciones para alargar la salud de la Plaza Mayor

Los actuales trabajos de restauración pretenden, además, alargar la salud del ágora charra. Es decir, que el resultado de la restauración sea más efectivo y que con motivo de ello se realicen menos en años venideros. Como se ha señalado anteriormente, el agua es uno de los principales enemigos para la Plaza Mayor. Por ello los actuales trabajos también tendrán incidencia en reparar la canalización de pluviales y su salida al exterior a través de las gárgolas utilizando materiales, en este caso, como el plomo o el zinc en la evacuación del agua ?para evitar males mayores en un futuro?.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído