Como viene realizando puntualmente, el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA ha realizado una encuesta a 1.067 trabajadores autónomos proveedores habituales del sector público y también privado, para comprobar cómo ha sido la evolución en el trimestre en cuanto a temas de morosidad, distribuida por todo el territorio nacional y teniendo en cuenta la proporcionalidad de autónomos en cada región. De dichas encuestas podemos comprobar cómo el Plan de Pago a Proveedores ha logrado reducir la morosidad pública con los autónomos, aunque sigue lastrando la actividad de miles de autónomos, al situarse los periodos medios de pago en más de cuatro meses (129 días).
 
A pesar de la entrada en vigor de la Directiva Europea de lucha contra la morosidad, tanto las Administraciones Públicas como el sector privado siguen incumpliendo la Ley: los periodos medios de pago del sector público se sitúan cuatro veces por encima de lo que se establece (concretamente en 129 días frente a los 30 que establece la Ley) y se mantienen en 85 en el sector privado, frente a los 60 que da de plazo la Directiva Europea. Así, teniendo en cuenta que el plazo medio de pago de las AA.PP. se sitúa en los 129 días y del sector privado en 85, el plazo medio de pago de las facturas a los autónomos, entre ambos sectores se sitúa en 107 días, es decir, en tres meses y medio.
 
Tanto los periodos de pago como la cuantía adeudada por parte de las Administraciones Públicas a los autónomos se ha reducido ligeramente en los tres últimos meses, pasando el plazo medio de pago de los 144 días registrados en agosto a los 129 y la cuantía ha descendido, motivada en gran parte por el cobro del Plan de Pago a Proveedores, en unos 887 millones de euros, hasta situar el monto total en torno a los 3.947 millones de euros.
 
El plazo medio de pago de las Administraciones Públicas a los autónomos ha descendido en quince días de los 144 que se establecía en el anterior informe a los 129 de este, plazo aún muy alejado de los 30 días que establece la Ley de Morosidad y de la Directiva Europea de la UE para este año 2013. Si desglosamos los tiempos de demora, el 17% de los autónomos encuestados desde el Observatorio del Trabajo Autónomo tarda en cobrar las facturas emitidas a la Administración más de seis meses, uno de cada dos autónomos - el 50% - tarda en cobrar entre tres y seis meses y el 32% cobra antes de 90 días. Plazos, que mejoran ampliamente los registrados hace a penas tres meses, donde únicamente el 19% afirmaban cobrar en un plazo inferior a tres meses.
 
Dependiendo del organismo público al que facturen los autónomos, los plazos del cobro de facturas varían: el periodo medio de pago de la Administración Central a autónomos y pymes (aunque es en esta Administración donde menos trabajo tienen los autónomos) es de 39 días, acercándose mucho a los 30 que establece la Ley, las Comunidades Autónomas pagan de media en 140 días y los Ayuntamientos en 118 días. Es en los Ayuntamientos donde se concentra el mayor volumen de la facturación de autónomos a las Administraciones Públicas. De nuevo, los plazos de pago de las Comunidades Autónomas a los autónomos supera al que tardan en pagar los Ayuntamientos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído