El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado este viernes, con la mayoría de votos del equipo de Gobierno del Partido Popular y la oposición del Partido Socialista, los presupuestos municipales para el año 2012, que ascienden a 144 millones de euros, un incremento leve respecto al ejercicio actual. Y es que el objetivo es reducir gastos superfluos mientras se mantienen los servicios públicos. De hecho, el primer presupuesto de la 'era Mañueco' tiene previsto incrementar un 25 por ciento la inversión, con casi catorce millones de euros.
 
En total, las políticas sociales adquieren un papel protagonista en este presupuesto, ocupando un 56,% del mismo. De esta manera se mantendrán las partidas destinadas a los programas de ayuda a domicilio, comida a domicilio y teleasistencia, a los contratos de servicios concertados con empresas de inserción o al funcionamiento de las escuelas de promoción deportiva y juegos escolares, entre otras.
 
En las inversiones se producirá un incremento del 25% respecto al presupuesto del ejercicio pasado. En total, se destinarán a este apartado casi 14 millones de euros, por los 11 de este año. Además, 38 millones de euros, un 26,7% del total, irán a parar al mantenimiento de la calidad de los servicios públicos. El transporte urbano, la limpieza, la recogida de las basuras o el alumbrado público, entre otras, se verán beneficiados de esta partida.
 
Los ingresos, pendientes del Estado
 
En el estado de ingresos está la decisión de no incrementar la presión fiscal, unida al descenso o estancamiento de la recaudación de determinados tributos municipales ligados a la actividad económica y la tónica negativa de impuestos estatales como el IRPF y el IVA.
 
Por otro lado está la financiación procedente del Estado. Ante la prórroga de los Presupuestos Generales, el equipo de Gobierno ha elaborado sus cuentas sin conocer datos como la evolución para el próximo año de las retribuciones a los empleados públicos. Por eso se entiende prorrogada la congelación de estas retribuciones, siguiendo el criterio establecido por el propio secretario general de la Corporación en un informe emitido el pasado 24 de octubre. 
 
Al mismo tiempo, se mantiene inalterada la previsión de recibir 34 millones de euros de ingresos del Estado, sin restar las devoluciones de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009, en total 2,8 millones de euros, al haberse tomado como segura la liquidación positiva de 2010 por importe de 3,6 millones de euros.
 
La oferta de empleo público, congelada
 
Dentro del presupuesto municipal para 2012 destaca un plan de austeridad que pasa por la reducción del gasto superfluo para poder mantener el gasto social, mantener los servicios públicos e incrementar la inversión sin subir los impuestos ni las tasas. Así, tras aprobarse las ordenanzas fiscales, cuyo incremento se ciñe al aumento del IPC, ahora el objetivo es poner en marcha las medidas de austeridad anunciadas durante la campaña electoral, que obliga a congelar la oferta de empleo público.
 
Junto con el recorte de personal se une  reducción del 10 por ciento en los gastos de protocolo, el 50% para los grupos políticos y el 11 por ciento en partidas presupuestarias no vinculadas a obligaciones exigibles al Ayuntamiento. Así, los gastos corrientes se reducen más de 1,1 millones de euros, al mismo tiempo que la amortización de la deuda superior asciende a un millón de euros, con una operación de crédito que se pretende concertar por importe de 4 millones de euros. 
 
Y es que el presupuesto se presenta con un superávit de ingresos sobre los gastos de tres millones de euros, lo que se destinará al segundo plazo de devolución del IBI que el Ayuntamiento cobró de más en 2008, en concreto 2,2 millones de euros, y también irá a parar al saneamiento del remanente de tesorería negativo resultante de la liquidacion del ejercicio de 2010, que asciende a 775.000 euros.
 
Principales proyectos
 
Sin lugar a dudas el aspecto más llamativo de la presentación de los presupuestos de 2012 fue el incremento del 25% en las inversiones. En total rozarán los 14 millones de euros, tres más que en las últimas partidas presupuestarias.
 
La rehabilitación y puesta en valor de la Catedral Nueva con motivo de su quinto centenario ocupa una parte importante del presupuesto, con 2.500.000 euros destinados a la causa. Además, también se gastarán 200.000 euros para la reparación de los muros de la Casa Lis. Esto en cuanto al patrimonio se refiere.
 
Por su parte, todo lo relacionado con los edificios, tanto su adquisición como su reforma, abarca gran parte del gasto con más de 4 millones. El pago del cuartel de la Policía Local, con 3.850.000 euros, abarca la mayor parte de esta partida.
 
El medio ambiente también tendrá inversiones, especialmente la renovación de las redes de abastecimientos de agua y saneamiento, donde se insuflarán 1.800.000 euros, mientras que la reforma de parques y jardines ascenderá a casi 400.000 euros.
 
Otros aspectos de estas inversiones son los 60.000 euros de equipamiento informático, los casi 824.000 euros destinados a la señalización de tráfico y los 2.765.000 euros en el sector de fomento. Finalmente, habrá un millón de euros para remodelación de instalaciones deportivas y 250.000 euros para alumbrado público.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído