La última Encuesta de Población Activa (EPA) muestra un descenso de parados, incluso menos que las cifras del Servicio Público de Empleo del Ministerio. En parte se debe al descenso de la población activa, 800 personas menos durante el último año, para un total de 157.700, el 40% de la población total de la provincia de Salamanca. Y es que la emigración por falta de oportunidades laborales es una de las señas de identidad charras durante esta crisis, sobre todo emigración de jóvenes.

El último padrón del Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos actualizados a 1 de enero de 2014, refrenda la continua pérdida de habitantes en la provincia de Salamanca. En concreto, 3.619 habitantes menos que el año anterior, a un ritmo de diez menos cada día. Así, la provincia charra se queda con 341.929 empadronados, casi diez mil menos que hace dos años.

Unas cifras que se añaden a las estimaciones de población del Instituto Nacional de Estadística, que apuntan no sólo a un negativo futuro demográfico en la provincia de Salamanca, sino que también tiene sus consecuencias laborales. Así, durante la próxima década habrá cinco mil jóvenes menos y seis mil mayores más, pues la población de menores de 16 años pasará de 44.000 a 39.000 en la provincia charra, mientras que los mayores de 65 aumentarán de 85.000 a 91.000.

Actualmente hay más salmantinos que están a punto de jubilarse que jóvenes que acceden por primera vez al mercado laboral. Según los últimos datos del padrón recogidos por el Instituto Nacional de Estadística y el estudio de datos económicos y sociales de Caja España-Duero, arrojan una tasa de reemplazo del 99 por ciento, es decir, que hay más población en Salamanca de 55 a 64 años que de 20 a 29 años, algo que ocurre por primera vez en la historia. Esta tasa es quince puntos inferior a la media nacional después de descender más del diez por ciento en apenas dos años.

Difícil panorama el que se presenta a la provincia de Salamanca si se añade que posee una de las mayores tasas de dependencia de toda España, es decir, el número de menores de quince años y mayores de 65 respecto al resto de población. Actualmente se sitúa en el 56 por ciento, nueve puntos por encima de la media nacional y entre las primeras provincias del país.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído