Dada la situación económica actual, es lógico pensar que los trabajadores apuesten por la estabilidad. Un 73% asegura que no se encuentra buscando un trabajo nuevo, con una diferencia mínima entre mujeres y hombres en esta materia. Por edades, existe una gran unanimidad a la hora de no buscar trabajo y son los trabajadores en el tramo de edad de 35 y 44 años (79%) los más apáticos a cambiar de puesto, por ser el tramo de edad que requiere una mayor estabilidad económica y familiar. 
 
Por regiones, murcianos (84%), baleares (83%) y vascos (82%) son los trabajadores que aseguran con más fuerza que no se encuentran buscando un nuevo empleo, mientras que cántabros (50%), canarios (50%) y riojanos (59%) se encuentran en el otro lado de la balanza. Eso sí, en todos los casos se alcanza el valor característico de la mitad de la muestra. 
 
Esta escasa intención de cambio también se refleja en el porcentaje de trabajadores que han cambiado de trabajo recientemente. Sólo un 13’9% de españoles han cambiado de trabajo en los últimos seis meses, lo que supone una de las cifras más bajas de la UE, sólo superada por Bélgica (13,6%), Grecia (13,4%) y Alemania (12,4%). Los países en los que ha habido una mayor movilidad en esta materia son Suiza (17,1%), Francia (15,8%) y Holanda (15,6%). 
 
Cuando los españoles deciden cambiar de trabajo los motivos son diversos. La ambición profesional (31%) y la búsqueda de mejores condiciones de trabajo, como el salario (28%) lideran el ranking de prioridades a la hora de cambiar de empleo. Le siguen por orden de importancia el deseo personal de buscar la novedad (23%), la ambición profesional (17%), las circunstancias personales, como divorcios o enfermedades (16%) y los aspectos empresariales (15%). 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído