Allá por 1612 se comenzó a construir en Salamanca, fundado por Santa Teresa de Jesús, el Convento de Carmelitas. Hoy, de aquello, solo queda la Iglesia que depende de la misma parroquia que oficia en la de San Juan de Barbalos en la cercana calle Perdones. En torno a esa edificación comenzó a constituirse lo que conocemos en la actualidad como Barrio del Oeste. Una zona de la ciudad entroncada entre el Paseo de Carmelitas y la Avenida de Villamayor como grandes vías.
 
Casi como todos los barrios de la ciudad, las primeras casas que se asentaron aquí eran de planta baja y el piso de las calles no era más que barro prolongado de la actividad agrícola que se desempeñaba avenida de Villamayor arriba, sin luz ni agua en muchos casos. De hecho, según recoge la historia, el Barrio del Oeste era la zona por donde entraba el grano producido en la provincia de Salamanca. Pero, poco a poco y con la implicación de los vecinos, pronto llegó su resurgir desde los años sesenta. El barro dio paso a calles urbanizadas y por aquel momento actuales edificaciones.
 
El periférico Barrio del Oeste ha pasado a ser a día de hoy casi el centro de la ciudad. Un barrio con todo tipo de comodidades y en el que ha perdurado su esencia con el paso del tiempo. Prueba de ello son los comercios tradicionales o establecimientos hosteleros que perviven aún. Un barrio en el que se percibe ese ambiente familiar con el que nació, creció y se asienta en pleno Siglo XXI. Un barrio con una historia humilde, como su gente, que supone una contribución importante para la ciudad.
 
De todo esto da cuenta Ludivino Cuesta, anciano ya y que no ha vivido en el barrio hasta hace poco, como quien dice, pero que su estancia se ha antojado suficiente para darse cuenta del significado del Barrio del Oeste. “No salgo mucho pero poco hace falta para saber que este barrio es ideal. Estás a muy poco del centro de la ciudad y si no quieres no hace falta ni ir. Tienes todo tipo de tiendas y de comercios para hacer la vida perfectamente aquí. Da gusto pasear por él. Además, es de los pocos barrios de la ciudad que los vecinos se implican en él enormemente”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído