El poeta salmantino Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana, ha recibido el Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013 en un acto que tuvo lugar este martes en Valladolid la víspera del Día de la Comunidad. Así lo decidió por unanimidad el jurado tras analizar las candidaturas presentadas. Galardón que se ha concedido también al abulense Francisco Laína García "en un momento histórico en el que el espíritu de Adolfo Suárez y su legado de concordia posible ha cobrado la mayor vigencia" y "como ejemplo de las grandes personalidades que supieron anteponer el porvenir al pasado y lo que está por construir a lo construido y como reflejo de una Comunidad que siempre ha apostado por un futuro de pluralidad, convivencia, reconciliación, de hecho común y de concordia".
 
Nacido en 1920 en la pedanía de San Vicente –municipio salmantino de Alconada–, de familia humilde y profundamente católica, Marcos Ana pasó su infancia en Ventosa del Río Almar, (Salamanca). En 1929 se trasladó a Alcalá de Henares, donde trabajaría como dependiente, tras abandonar los estudios. Afiliado a las Juventudes Socialistas al final de la II República, acabaría siendo secretario general de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) en Alcalá. Ya como miembro del Partido Comunista combatió en el ejército republicano en la capital y antes de la caída de Madrid, intentó desde Alicante embarcarse hacia el exilio, pero fue detenido en el puerto de esta ciudad y encarcelado en el campo de prisioneros de Albatera, de donde  lograría escapar, para ser de nuevo arrestado en Madrid. 
 
Condenado por dos veces a la pena capital en sendos Consejos de Guerra, en 1944 le fue conmutada por dos condenas a 30 años de prisión. Cumplió una parte de ellas en el penal de Burgos, donde coincidiría con los escritores Antonio Buero Vallejo y Miguel Hernández, entre otros. Allí se aficionó a la lectura y comenzó a escribir poemas bajo el seudónimo de Marcos Ana, formado por el nombre de sus padres. Algunos de los poemas fueron distribuidos fuera de la cárcel, logrando concitar una importante campaña internacional a favor de su liberación. En 1961 fue aprobada su excarcelación tras haber pasado 23 años en prisión. 
 
Exiliado en Francia, en París fundó y dirigió el Centro de Información y Solidaridad con España, presidido por Pablo Picasso. En ese tiempo recorrió varios países de Europa y América Latina dictando conferencias y organizando campañas a favor de los derechos humanos, la amnistía general y la reconciliación de los españoles. Regresó a España en 1976 y participó con el PCE en las elecciones generales de junio de 1977. El Partido le puso al frente de su departamento de Solidaridad Internacional. En 1977 se publicó una recopilación de sus poemas (Las soledades del muro), y en 2007 vieron la luz sus memorias Decidme cómo es un árbol. Memoria de la prisión y la vida. 
 
Promotor de la paz y el diálogo, Marcos Ana lleva años propugnando en foros internacionales la unión y el destierro de los rencores de la guerra en aras de la reconciliación democrática de los españoles. Propuesto para el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2009, el Gobierno le otorgaría ese año la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Y en 2011 la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído