Primer día oficial del inicio del nuevo curso en la universidad, aunque algunas facultades ya iniciaron las clases hace una y dos semanas, y con ello llegan las novatadas a los alumnos recién llegados. Batas, pelucas, disfraces, pitos, cánticos... Así, durante estos días comienza a verse por las calles de Salamanca, sobre todo por las tardes, a grupos de jóvenes con una marca muy característica en la frente: una N de novato o una V de veterano.
 
La conga, el trenecito, cantar subidos en un banco de la Plaza Mayor, cualquier cosa con tal de dar la nota y hacer que los últimos en llegar a la facultad pasen su prueba de hacer el ridículo durante unas horas. Una tradición que va evolucionando con los tiempos y del pasarse la manzana de una boca a otra ahora es el litro de calimocho o cerveza de una mano a otra, pues hay quienes hacen beber a los novatos si no van pasando las pruebas. Otros grupos en cambio, van más allá. Los hay que obligan a ir hasta la fachada de la Universidad para molestar a quienes desean encontrar la rana, otros mandan a las chicas subirse a una zona alta de una calle muy transitada para explicar cómo se coloca un tampón, algunos deben hacer monólogos picantes en alguna plaza e incluso bajar a una tienda vestidos en pijama, con un secador, y simular un atraco al dependiente.

En YouTube son múltiples las muestras de novatadas que exceden la mera broma, como uno en que un veterano golpea con un huevo la cara de un novato en la Plaza Mayor de Salamanca, un acto que provoca las risas de todos los presentes pero que en algunas ocasiones, sobrado de fuerza y en determinadas partes de la cara, ha producido daños. Hace dos años un joven resultó herido en el oído con un acto similar, al estamparle un huevo, y el año pasado dos jóvenes propinaron una paliza a otro.
 
Hay quienes consideran que esta tradición no debe perderse, pues no dejan de ser bromas sin ningún tipo de maldad, aunque siempre hay alguien que quiere excederse de la raya. Sin embargo, también están quienes consideran que las novatadas se han transformado en un botellón más, donde el alcohol es la nota predominante, derivando siempre en vandalismo y violencia. El debate está servido. Pero no para la Policía Local, que en la tarde de este lunes desalojó a varios grupos de universitarios de la Plaza Mayor al encontrarse bebiendo alcohol en la calle, algo prohibido por la ordenanza municipal, además de ensuciar el ágora charra con el lanzamiento de huevos. Posteriormente regresaron con mejores intenciones y los agentes se limitaron a controlar que las novatadas no degeneraran en abusos.

Endurecimiento de las sanciones

 
El Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España ha elaborado un manifiesto contra las novatadas. Con la llegada del nuevo curso escolar 2013-2014 miles de jóvenes estudiantes inician una nueva etapa en sus vidas residiendo en colegios mayores universitarios. Según Icae-Icade, muchos de éstos estudiantes sufren los denominadas ‘novatadas’, definidas como ritos de paso realizados en diversas organizaciones para recibir a los recién llegados. Asimismo, indica que en el caso de los colegios mayores y también de las universidades españolas, las novatadas practicadas por los estudiantes veteranos caen en excesos generando situaciones de violencia y humillación a los nuevos universitarios.
 
Por ello, el Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España ha confeccionado un manifiesto contra las novatadas al que también se han sumado universidades de todo el Estado. La guía, editada como resultado de dicha investigación, describe este fenómeno y desea sentar las bases de posibles iniciativas y acciones orientadas a su eliminación total en los distintos ámbitos en los que se producen, haciendo especial hincapié en el universitario. Además de estas medidas informativas, los colegios mayores y las universidades están implementando otras de carácter formativo, para ofrecer alternativas de integración que sustituyan las novatadas y, en los casos que fuera necesario, medidas disciplinarias y sancionadoras.

El rector de la Universidad no aprueba lo que considera vejaciones

Al respecto, el rector de la Universidad, Daniel Hernández Ruipérez, ha manifestado este lunes que "estas vejaciones son contrarias al espíritu de la Universidad", de ahí que no apruebe "ningún acto que atente contra la dignidad de los universitarios". Por su parte, como ya informara SALAMANCA UNIVERSITARIA, el director del Servicio de Colegios, Residencias y Comedores de la Universidad de Salamanca, Juan Carlos Hernández, ha reiterado un año más la prohibición de que se realicen novatadas en los colegios y residencias oficiales de la institución académica salmantina. En todo caso, lo habitual es que la normalidad sea la tónica en el inicio del curso en las residencias de la USAL, en las que no se registran actos de este tipo.

 
Como ya es habitual al comienzo del curso, Hernández ha remitido una circular a todos los Colegios Mayores de la USAL para recordar esa prohibición, una medida que responde a la "convicción personal, y de todo el equipo rectoral", de que no se pueden tolerar esas prácticas en el seno de la institución académica. "Una cosa son hacer actos o fiestas de bienvenida, y otra actuaciones que vulneran los derechos" de los estudiantes, explica Hernández, que recuerda que "todos los alumnos" de la USAL "tienen los mismos derechos". "La única tradición válida es el respecto", insiste.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído