Portugal tiene casi listo un sistema de pago de peajes compatible con el español, que evitará las colas y hará más fácil a los turistas y transportistas el uso de las autovías lusas que pasaron a ser de pago. El secretario de Estado portugués de Transportes, Sergio Monteiro, adelantó que ya está asegurada la compatibilidad entre los sistemas de cobro de peajes de los dos países.
 
En una comparecencia en el Parlamento luso, Monteiro informó de que en estos momentos se está en el proceso de probar la operatividad del sistema, que facilitará la circulación por las autopistas portuguesas que conectan con España y desde el año pasado ya no son gratuitas. El secretario de Estado destacó la importancia de la compatibilidad de sistemas a raíz de las dificultades registradas en las fiestas de Semana Santa, cuando se formaron largas filas de vehículos que pretendían circular por las antiguas autopistas sin coste para el usuario.
 
La ministra de Fomento, Ana Pastor, también había reclamado al gobierno luso la compatibilidad de los sistemas de pago del peaje en un reunión celebrada a finales del pasado febrero con su homólogo luso en Lisboa. Pastor se hacía eco así de las demandas de los empresarios, quienes siempre mostraron su rechazo al canon por sus consecuencias en las relaciones entre los países vecinos. Las polémicas siete vías lusas que dejaron de ser gratuitas el pasado 8 de diciembre tienen un coste para los turismos de entre 11 y 19 euros por trayecto completo y su método de cobro electrónico obliga a los turistas a adquirir una tarjeta prepago asociada a su matrícula o alquilar un dispositivo especial.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído