El precio medio del gasóleo de automoción en las gasolineras de Castilla y León se incrementó en los últimos diez años más de un 52 por ciento, al pasar de los 67,7 céntimos de 2002 a los más de 141 actuales, tras la subida aplicada como consecuencia de la entrada en vigor del céntimo sanitario. Esta subida fue algo menor en la gasolina, que pasó de los 76,5 céntimos a los más 146, un 47,6 por ciento. Este incremento no ha sido paralelo al precio del petróleo, sometido en estos últimos diez años a continuos vaivenes. Así, mientras en enero de 2002 el barril de brent cotizaba a 19,48 dólares, ahora supera los 122 dólares, lo que supone un incremento de casi el 85 por ciento.
 
Aunque no tanto como el petróleo, en este último decenio lo que también se ha incrementado son los impuestos que se gravan a los combustibles. Así, si en 2002 el 42,6 por ciento del precio de un litro de gasóleo eran impuestos, el pasado mes de enero, antes de la aplicación del céntimo sanitario de la Junta, este porcentaje subía hasta el 57,3 por ciento. Hasta la implantación del céntimo sanitario, el precio de los combustibles en Castilla y León ha estado por debajo de la media nacional, dos céntimos en el caso de la gasolina -133,5 céntimos en Castilla y León y 135,6 en el conjunto de España- y 1,8 céntimos en el gasóleo A, según los datos recogidos por el Ministerio de Industria.

La Federación Regional de Castilla y León de Asociaciones de Estaciones de Servicio (Fereclaes) y la Agrupación de Vendedores al por Menor de Carburantes y Combustibles de Castilla y León (Avecal), alertan de que la aplicación del ‘céntimo sanitario’ obligará a la suspensión de la venta a crédito, fundamental, en su opinión para la viabilidad de un gran número de empresas. También señalaron que esta medida afectará a administraciones como la Junta o las diputaciones provinciales.
 
Asimismo, estas asociaciones precisan en un comunicado que la venta a crédito en las estaciones de servicio es una práctica muy habitual que permite a muchos autónomos y empresarios seguir desarrollando su actividad económica en unos momentos donde la tesorería de los empresarios esta “bajo mínimos”. “El incremento del mal llamado “céntimo sanitario”, porque en realidad son casi cinco céntimos por litro, sería la puntilla que cerraría el grifo de la venta crédito y por consiguiente, pondría en peligro la viabilidad de muchas empresas y autónomos”, indicaron. 

A la cabeza de España en el tipo impositivo

 
En ese sentido, denuncian que Castilla y León se sitúa a la cabeza del conjunto de comunidades autónomas de España en rigor impositivo, muy por encima del resto de autonomías. Por ello, para estas asociaciones, el pago de este nuevo impuesto, constituye una “carga desproporcionada” para los agricultores, transportistas, consumidores y ciudadanos de Castilla y León. Además, adelantaron que esta nueva tasa, producirá una “pérdida de competitividad y deslocalización” de las empresas, porque el consumidor de tránsito por la comunidad o cuya localización se lo permita, optará por repostar en las comunidades limítrofes. 
 
Según estas asociaciones, esta tasa, en un repostaje de 60 litros, representará un encarecimiento neto en el precio de las gasolinas y gasóleos de tres euros más el 18 por ciento de IVA. También, señalan que otra consecuencia será la ruina del sector de las estaciones de servicio y la pérdida de puestos de trabajo. “En este nuevo marco, nuestras estaciones no podrán competir con las estaciones de servicio de las comunidades autónomas limítrofes que o bien no tienen dicho gravamen como País Vasco, La Rioja, Aragón y Navarra o lo tienen en menor proporción como Madrid, Castilla La Mancha o Extremadura”.
 
También, señalaron que el nuevo impuesto autonómico tendrá una repercusión negativa en las arcas autonómicas, a consecuencia de la inevitable disminución del consumo de gasolinas y gasóleos en la Comunidad con efectos negativos en la recaudación del Impuesto de Hidrocarburos y el IVA. Por último, denunciaron la inseguridad jurídica de la recaudación pretendida por la Junta ya que en su opinión la Comisión Europea notificó formalmente a España que el Impuesto Especial sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, ‘céntimo sanitario’, no se atiene a la legislación comunitaria. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído