El recibo de la luz podría bajar un 6,7% a partir del próximo 1 de abril si el Gobierno mantiene congelados los llamados peajes de acceso. Así, la vigesimo segunda subasta Cesur celebrada este miércoles concluyó con una bajada del coste de la energía del 16,2%. Una vez realizados los ajustes y, si Industria mantiene la decisión de no modificar el coste de los llamados peajes, el recibo de la Tarifa de Último Recurso (TUR) se abarataría un 6,7%.
 
Este caída contrasta con la subida del 3% que experimentó el recibo de la luz después de que el Gobierno no modificara la parte regulada y, en la subasta, el precio de la energía se incrementara un 6,9%. El primer descenso en dos años para los consumidores, pues desde entonces cada subasta ha sido al alza y sólo se congelaron las tarifas una vez, al final del Gobierno de Zapatero, pero las industrias eléctricas recurrieron ante los tribunales y ganaron, por lo que la factura mensual se incrementó aún más durante el año 2012.

En porcentaje, del precio del recibo el 56,8% está destinado al pago de impuestos y otros recargos establecidos por la normativa en vigor, ajenos al suministro electrico. De lo que se lleva el Estado, ya que no les basta sólo con el IVA (17,48 euros de un recibo de 100 euros), se añaden otros conceptos como el impuesto sobre la electricidad (3,87 euros), la compensación extrapeninsular (4,79 euros), primas a las renovables (22,8 euros) y lo correspondiente a cubrir el déficit de tarifa (7,87 euros). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído