Las precipitaciones en marzo no alcanzaron la mitad de lo habitual en el tercer mes del año en Castilla y León e incluso no llegaron al 25 por ciento en el extremo oeste de Salamanca, Zamora y León. Sin embargo, en gran parte de la provincia de Valladolid, Segovia y zonas limítrofes de Burgos y Soria se acercaron e incluso superaron el 75 por ciento de la media de años anteriores, según avanzó la Agencia Estatal de Meteorología, quien añadió que las temperaturas medias fueron superiores.
 
De este modo, las precipitaciones estuvieron irregularmente repartidas debido a que en general fueron en forma de chubascos, unos a principios de mes y otros a mitad, en forma de nieve. Aunque de manera global las lluvias no llegaron al 50 por ciento, entre las capitales de provincia fue “muy seco” en Burgos, León, Salamanca y Soria, “seco” en Ávila y “normal” en Segovia, Valladolid y Zamora.
 
El mes empezó con inestabilidad y chubascos débiles, sobre todo en el suroeste, que se desplazaron hacia el nordeste y se generalizaron e intensificaron el día 2. Así, se recogieron 20 litros por metro cuadrado en Villanubla (Valladolid), 15,7 en la capital vallisoletana, 14,6 litros en Briviesca (Burgos) y 12,4 litros por metro cuadrado en Cervera de Pisuerga (Palencia).
 
A partir del día 3 de marzo las precipitaciones se debilitaron y dispersaron en forma de nieve en cotas altas. El día 4 de madrugada continuaron, principalmente en el norte y este. Hasta el día 9 se sucedieron en el nordeste, continuando ya sin precipitaciones hasta el día 15. El día 16 comenzaron a registrarse chubascos por el suroeste, que se extendieron por toda la Comunidad acompañados en ocasiones de tormentas y granizo; el 17, continuaron las precipitaciones y bajó la cota de nieve a 1200 metros, que de forma más dispersa se extendieron hasta el 19 de madrugada, incluso bajando más la cota de nieve a 800-100 metros. Ya el día 20, las precipitaciones lo fueron en forma de nieve en el este y suroeste destacando, 14 litros por metro cuadrado en Navacerrada el 20 y 17,2 el 21. A partir del día 22 se estabilizó la atmósfera hasta final de mes, donde se inestabilizó de nuevo el día 31 con alguna precipitación débil y dispersa en el suroeste.
 
Temperaturas
 
En cuanto a las temperaturas, Aemet destaca que se trató de un mes “seco” con medias superiores a lo normal, debido fundamentalmente a los valores alcanzados en las temperaturas máximas, que fueron “muy superiores” a lo normal en todos los observatorios de la Comunidad. Sin embargo, en las mínimas hubo mucha disparidad. Fueron “muy inferiores” a lo normal en Burgos, Salamanca, Soria y Zamora; “inferior” en León; “normal” en Ponferrada, Segovia y Valladolid; y “superior” en Ávila. El tiempo anticiclónico fue interrumpido al principio y mediados de mes con la entrada de bajas en altura, que dieron lugar a chubascos irregularmente repartidos algunos en forma de nieve.
 
El mes empezó con temperaturas medias en torno a 10 grados centígrados, que descendieron progresivamente hasta el día 5 a valores por debajo de los cinco grados, registrándose heladas débiles hasta el 8 de marzo, día en el que empiezan a ascender de nuevo. Los días 13,14 y 15 se alcanzaron temperaturas máximas por encima de 20 grados. La entrada de aire de una baja fría provocó que las temperaturas descendieran y se registraran heladas las jornadas del 20, 21, 22 y 23. Desde este día hasta final de mes las temperaturas ascendieron, sobre todo las máximas, que se situaron alrededor de los 20 grados. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído