El galardón, concedido en el marco del Congreso Nacional de Interoperabilidad y Seguridad (CNIS), ha sido recogido por la directora general de Atención al Ciudadano, Calidad y Modernización de la Consejería de Hacienda, Isabel Valle de Juana. Se trata de un reconocimiento al esfuerzo de la Junta por implantar procedimientos innovadores que ahorren tiempo y dinero a los habitantes de la comunidad, así como a la apuesta del Gobierno regional por mejorar la calidad de los servicios que presta.
 
La Plataforma de Interoperabilidad de la Junta consiste en un modelo jurídico, organizativo y tecnológico que permite el intercambio de datos, certificados y documentación por medios electrónicos, tanto entre los distintos departamentos del Ejecutivo autonómico como con otras administraciones. En la práctica, esto supone que los ciudadanos y las empresas no tienen que preocuparse por recabar esa información cuando realizan un trámite, o lo que es lo mismo, se les exime de aportar copias de documentos que ya obran en poder de la Administración.
 
El proceso es tan automático que basta con que las personas interesadas den su consentimiento en el momento de presentar la solicitud. Si deciden acogerse al sistema, el órgano que tramita el expediente accede a sus datos personales, de modo que evitan desplazarse de ventanilla en ventanilla para recopilar los documentos.
 
La plataforma también tiene notables ventajas para los más de 1.600 empleados públicos que la utilizan, puesto que se benefician de una mayor rapidez y comodidad en la tramitación. De hecho, una vez autorizados basta con que utilicen su certificado digital y firmen electrónicamente la consulta para recibir la información del ciudadano o la empresa en su ordenador.

Un sistema nacido en 2008 que ya recoge 24 documentos distintos

 
La implantación del sistema se inició a mediados de 2008, y desde entonces ha sido objeto de una continua actualización y ampliación. Gracias a ello hay 24 documentos distintos que no es necesario presentar en las oficinas de la Junta.
 
Entre ellos destacan los relacionados con la identidad, que proceden de la Dirección General de Policía; la verificación de los datos de residencia, del Instituto Nacional de Estadística; el importe de las prestaciones por desempleo, que se obtiene del Servicio Público de Empleo estatal; la acreditación del abono de tributos en general y del Impuesto de Actividades Económicas en particular, facilitados por la Agencia Tributaria; los justificantes de que se está al corriente de pago y las altas de vida laboral, que proporciona la Tesorería General de la Seguridad Social; los títulos oficiales universitarios y no universitarios, que ofrece el Ministerio de Educación, y los títulos, certificaciones sobre titularidad y descripción gráfica de inmuebles de la Dirección General de Catastro.
 
En el ámbito de la Junta de Castilla y León, los intercambios electrónicos más frecuentes son los certificados del Título de Familia Numerosa y la consulta de datos relacionados con la discapacidad.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído