Esta semana, el colectivo Iguales por la igualdad y la diversidad del colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) se reunió con el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Javier Galán, que escuchó su preocupación por el reciente repunte de las agresiones homófobas en Salamanca. Desde el colectivo trasladaron la urgente necesidad de que se despliegue y aplique, lo antes posible, el Protocolo de actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad para los delitos de odio y conductas que vulneran las normas legales sobre discriminación, diseñado expresamente para evitar que, en el proceso de denuncia, se obvie o minimice el componente homófobo de las agresiones.

Para Iguales, ?si las agresiones o delitos de odio no se abordan de manera específica, con formación y una mirada adecuada, es muy fácil que ese tipo de delitos tiendan a considerarse faltas, cuando no casualidades o agresiones al azar?. El propio protocolo del Ministerio reconoce abiertamente que ?en muchos casos, las víctimas no son proclives a realizar este acto, debido a multitud de cuestiones?, entre las cuales están la desconfianza o miedo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, la vergüenza o el miedo a revelar su orientación sexual. Es por esto que es seguro que este tipo de agresiones por motivo de orientación sexual están, claramente, subestimadas y es por esto también que se hace imprescindible una formación específica de cara a los cuerpos y fuerzas de seguridad para que aborden, detecten y trabajen este tipo de delitos.

Para Ignacio Paredero, secretario de Iguales ?si no hay formación y sensibilización de cara  la policía,  este tipo de delitos no se denuncian, no se detectan, no se trabajan y, por tanto, no se resuelven. Se necesita con urgencia que se aplique el protocolo y que se forme a los agentes para luchar contra la lacra que son los delitos de odio?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído