Facua-Consumidores en Acción llama a los ciudadanos a que respondan con una huelga de consumo el 19 de julio a la “injusta, insolidaria y fraudulenta agresión que comete contra ellos el Gobierno” con la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Así, pide a los consumidores que utilicen “su arma más poderosa para rebelarse contra esta medida” y el próximo día 19 no realicen ninguna compra de productos ni contratación de servicios y reduzcan a lo estrictamente necesario la utilización de suministros.
 
ha elaborado un manifiesto, titulado 21 motivos contra la subida del IVA, que los ciudadanos pueden firmar en la web FACUA.org/21motivos. En él argumenta que la subida de precios es "injusta e insolidaria", ya que "daña más a quien menos tiene" y supone "una bajada del poder adquisitivo de los ciudadanos", con el mismo efecto que una reducción salarial, un recorte en sus pensiones o en sus prestaciones por desempleo.
 
El manifiesto advierte que "reducirá la compra de productos y la contratación de servicios", algo que "perjudicará a los empresarios" y "destruirá empleos", además de que "fomentará aún más la economía sumergida", todo lo cual tendrá un "efecto negativo en las arcas del Estado". Así, "el aumento de ingresos previsto con la subida del IVA se verá reducido, minimizado, anulado o incluso podría llegar a provocar el efecto contrario, en función de la respuesta de los consumidores".
 
Recuerda Facua que subidas anteriores no han demostrado los efectos anunciados. “De hecho, medidas similares adoptadas en España (2010) o en otros países no han demostrado los efectos positivos anunciados”. Además, alerta en el manifiesto que "muchos turistas se verán disuadidos de elegir España como destino, provocando un durísimo golpe a un elemento clave de la economía española".
 
Por otro lado, habrá quienes "aprovecharán la coyuntura para aumentar los precios por encima de lo que supone trasladar el incremento del impuesto". Pero también "muchas empresas no tendrán más remedio que asumir la subida sin trasladarla a sus precios para no perder clientes, reduciendo beneficios y capacidad de crecer y generar empleo".
 
El Gobierno anuncia que sube el IVA porque no tiene más remedio que hacerlo para aumentar los ingresos en las arcas públicas, pero "renunciando a subir el IRPF a las rentas más altas", "después de haber aprobado una amnistía fiscal a los defraudadores", "sin eliminar los escandalosos beneficios fiscales de las sociedades de inversión de capital variable (Sicav), la figura con la que las grandes fortunas eluden el pago de impuestos tributando sólo al 1%" y "en lugar de perseguir el fraude fiscal a gran escala".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído