El programa está dotado con 225 millones de euros, la mayor cuantía hasta la fecha en este tipo de convocatorias. Con el ritmo actual de constitución de reservas, se estima que habrá remanente de fondos a 31 de diciembre de 2015, fecha inicialmente prevista para el fin del programa.

De acuerdo a la positiva experiencia adquirida, se considera conveniente ampliar el plazo de admisión de reservas hasta el 31 de julio del 2016 o hasta el agotamiento del presupuesto si ocurriera antes, con el objeto de aprovechar el remanente de fondos posibles. La importancia que los sucesivos programas han tenido para el mercado, así como las previsiones de comportamiento del mismo para estos próximos meses, hacen recomendable mantener este tipo de medidas.

Desde el punto de vista industrial, los efectos positivos de los programas PIVE han sido también muy relevantes: por un lado, en la producción, que ha aumentado; por otro, permitiendo la atracción de nuevas inversiones y la asignación de nuevos modelos a las plantas españolas.

Si se tiene en cuenta, además, el importante el efecto tractor del sector de vehículos automóviles sobre el sector industrial, (sector de componentes que suponen un 75 por 100 del total de valor añadido en un vehículo y sectores de materias primas como el acero y plásticos), como sobre el sector servicios (seguros, talleres, gestorías o concesionarios) es aún más evidente el importante impacto de estos Programas sobre el conjunto de la economía española.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído