El Gobierno aprobó este viernes un real decreto por el que se introducirán modificaciones parciales en la Ley Orgánica de Educación (LOE), entre las que figura un aumento del ratio máximo permitido de alumnos por aula del 20 por ciento en todas las etapas educativas. La LOE establecía un ratio máximo de 25 alumnos por clase en Primaria, 30 en ESO y Formación Profesional y 35 en Bachillerato, con lo que de aplicarse el nuevo máximo del 20 por ciento, un aula de Primaria que ya contase con 25 estudiantes podría llegar a 30 (5 más); otra de Secundaria con los 30 alumnos máximos alcanzaría los 36 (6 extra), y una clase de Bachillerato con su capacidad máxima actual de 35 llegaría a los 42 (un aumento de 7). 
 
Durante su discurso, Wert insistió en que estas medidas "son flexibles" y que las comunidades autónomas podrán decidir en qué grado las aplican, "según su necesidad de estabilidad presupuestaria". "Hemos recogido un estado de opinión de las autonomías en el que se nos demandaba que, dentro de la legislación básica que fija el Estado, les ayudásemos a cumplir con la reducción del déficit a que están obligadas, explicó Wert.
 
Otras modificaciones de la LOE que recoge la norma aprobada hoy se refieren al aumento de las horas mínimas de docencia para el profesorado, que pasarán a ser 25 en Primaria y 20 en Secundaria y similares; el retraso hasta el curso 2013-2014 de la puesta en marcha de los nuevos títulos de Formación Profesional de 2.000 horas, y el nuevo sistema de sustituciones entre los docentes. 
 
Actualmente, los centros públicos debían contratar sustitutos para las bajas de más de 3 días, mientras que con esta medida las bajas inferiores a 10 jornadas podrán cubrirse con recursos propios, señaló el ministro. Por último, destacó que los institutos ya no estará obligados a ofrecer dos modalidades o ramas de Bachillerato, situación que a su juicio, "en muchos casos, no se correspondía con la demanda real del alumnado".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído