El Centro de Investigación del Cáncer (CIC, centro mixto del CSIC y la Universidad de Salamanca) acoge desde hoy y hasta el próximo sábado, 4 de octubre, una reunión de científicos que participan en el Proyecto Proteoma Humano, que se propone la caracterización sistemática de todas las proteínas codificadas por los genes descubiertos en el anterior Proyecto Genoma Humano.
 
Gracias a aquel trabajo se conocen los 20.300 genes codificantes de proteínas del cuerpo humano, así que ahora esta ambiciosa propuesta internacional intenta caracterizar al menos una isoforma representativa de cada uno de ellos, pero “además, con un valor añadido: indicando las implicaciones patológicas, dónde se localizan estas proteínas o su papel en procesos biológicos”, explica a DiCYT Manuel Fuentes, responsable de este proyecto en el CIC. El objetivo es que toda esta enorme cantidad de información pueda tener su traslación a futuros diagnósticos, pronósticos y terapias.
 
En la reunión de Salamanca participa una quincena de científicos de Estados Unidos, Holanda, Suecia, Noruega y España, que van a definir una serie de pautas comunes a la hora de afrontar el trabajo. El objetivo es aunar criterios para exponerlos en la reunión anual del proyecto, que tendrá lugar en Madrid entre el 5 y el 8 de octubre, con la presencia de 3.000 investigadores, entre los que están representados todos los grupos del Proyecto Proteoma Humano, además de otros científicos que no forman parte de esta iniciativa, pero comparten el interés por este campo.
 
Reparto de trabajo
 
Los científicos de este gran proyecto internacional se han repartido el trabajo formando consorcios que se ocupan de áreas como la neurología, el cáncer, las enfermedades reumatológicas o las patologías infecciosas, por ejemplo. En cualquier caso, el trabajo es transversal y, además de analizar las proteínas relacionadas con enfermedades, el estudio se lleva a cabo de forma sistemática para todas las proteínas codificadas en cada uno de los 23 cromosomas.
 
El consorcio del que forma parte el Centro de Investigación del Cáncer se ocupa del cáncer y de las enfermedades más prevalentes en Europa. En España, que cuenta con una destacada participación en este proyecto, están implicados unos 25 grupos de investigación.
 
Arrays de proteínas
 
El CIC realiza una importante aportación metodológica gracias a su experiencia en el campo de los arrays de proteínas, dispositivos que permiten estudiar las proteínas de forma masiva. “Tenemos la capacidad de analizar miles de proteínas a escala nanométrica con muy poca cantidad de muestra”, afirma Manuel Fuentes.
 
El Proyecto Proteoma Humano arrancó en septiembre de 2010 y ya ha dado los primeros resultados, con dos publicaciones en la revista Nature el pasado mes de junio, una de Estados Unidos y otra de Europa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído