El secretario de Política Económica del PSOE en Castilla y León, Julio López, traslada que desde su partido analizan los datos del desempleo “con muchísima preocupación, porque se demuestran que quienes tienen las competencias en empleo están siendo incapaces para controlar esta sangría”. López recordó que Castilla y León tiene ya más de 250.000 parados y lamentó que “jamás la Comunidad había tenido semejante número de desempleados y lo que es más grave, 113.000 de ellos ya no reciben ninguna prestación por desempleo”.

En este contexto, López consideró “increíble” que desde el Partido Popular “se siga defendiendo la bondad de una reforma laboral, que sólo ha generado un desempleo insoportable”. “Lo que no procede es salir defendiendo la reforma laboral y pedir paciencia, hay que actuar”, dijo. Así, exigió que se ejecute el plan especial de empleo consensuado por su partido con la Junta, que calificó como “una medida estratégica para frenar la sangría laboral”.

Junto a esto, demandó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, así como a las autoridades de Castilla y León, que “se quiten las orejeras de la austeridad” y “se den cuenta de que hay que apostar por el crecimiento” en favor d ellos ciudadanos. López se detuvo en varios aspectos de los datos conocidos hoy sobre el mercado laboral, y recalcó que en desempleo juvenil, España lleva varios meses con descensos, frente a Castilla y León, dondo los datos del paro de este colectivo han seguid aumentando, una circunstancia que consideró “especialmente grave”.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído