La viceportavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León, Ana Redondo, denuncia que el 50 por ciento de los puestos de trabajo en investigación destruidos en 2010 lo han sido en Castilla y León. Según explicó, de los 850 que se han perdido, 425 son de la Comunidad autónoma. “Se les llena la boca con la I+D+i y no se lo creen”, remarcó Redondo.

En su respuesta, el consejero de Educación, Juan José Mateos, consideró “evidente” que estos datos eran “malos” pero argumentó que tenía “una explicación estadística” puesto que en ese cómputo se incluye a las personas que han trabajado en esta materia y no solo de los puestos específicos para investigación. Según explicó Mateos, en 2010 se dieron diversas circunstancias que causaron la pérdida de estos empleos. Así, recordó que en 2010 finalizaron los contratos de formación del periodo 2006-2010, al tiempo que la incorporación de nuevos investigadores a las universidades no se hizo hasta el mes de agosto y se dio un retraso en la formalización de contratos de profesores asociados en las universidades que no se renovaron hasta septiembre.

Precisamente sobre las cuentas de 2012 le preguntó al consejero de Educación el portavoz adjunto de la materia del Grupo Parlamentario Socialista, Fernando Pablos, con quien Mateos se comprometió a que el Gobierno regional “seguirá manteniendo” la inversión del tres por ciento en I+D+i y aseveró que su departamento trabaja en el mantenimiento del capítulo 1 de las universidades, en los contratos de formación, donde sí reconoció que se habían reducido de 80 a 50, tal y como había expuesto Fernando Pablos. El procurador socialista sostuvo, en su intervención, que no se han convocado, por ejemplo, todavía las ayudas de investigación a jóvenes investigadores, cuando siempre se sacan a información en verano

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído