Una nueva Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), más accesible a la ciudadanía de Castilla y León, es ya una realidad. El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó ayer una serie de medidas extraordinarias que refuerzan la Red de Protección a las familias y la cobertura de las necesidades de atención social a las personas, entre ellas el Decreto Ley que regulará la RGC y que viene este viernes publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Este Decreto afecta fundamentalmente a las prestaciones económicas para necesidades de subsistencia, flexibilizándolas, ampliándolas y compatibilizando sus principales prestaciones con otras.

Las nuevas medidas adoptadas se enmarcan en el compromiso del Diálogo Social de Castilla y León ratificado el pasado 27 de enero, con las personas y familias que peor lo están pasando durante la presente situación de fuerte crisis económica. "Se trata de un derecho que se reconocerá al mes de entrada de la solicitud en los registros de la Junta (gerencias territoriales de Servicios Sociales), con lo que se ha reducido en dos meses su operatividad con relación a la anterior reglamentación. Hemos pasado de tres meses a un mes para ser reconocido este derecho y, por ende, a recibir su prestación económica. Sin duda, tenemos una gran satisfacción con su entrada en vigor, y desde aquí animamos a todas aquellas personas que puedan ser beneficiarias de este derecho a que acudan de inmediato a la Junta a solicitarlo", señala Bernarda García Córcoba, secretaria de Políticas Sociales de CCOO de Castilla y León (CCOO-CyL).

Otro de los aspectos relevantes de esta nueva renta, más flexible y accesible para aquellas personas necesitadas de nuestra Comunidad, es que se trata de una medida compatible y complementaria con otras prestaciones, subsidios de desempleo y ayudas al desempleo como la RAI, el PIE, el PAE, el PREPARA u otros de análoga naturaleza. "Esto significa que cuando se disfrute de una prestación pública de desempleo la RGC no se extingue, sino que se reanuda de forma inmediata sin volver a solicitarlo. Y además, se complementarán las ayudas hasta la RGC que pudiera corresponderle", aclara la responsable de Políticas Sociales de CCOO-CyL.

Un elemento positivo a remarcar de esta nueva etapa de la renta garantizada es que ésta se reanudará automáticamente, previa comunicación, cuando haya sido suspendida por recibir ingresos derivados de una actividad laboral. Siguiendo con las bonanzas, ante una situación de pérdida de demanda de empleo, ésta no se extingue, sino que se suspende durante un periodo de un mes. Anteriormente este hecho provocaba nueve meses sin renta.

Hasta la fecha, el patrimonio era un lastre a la hora de ser perceptor de esta medida, pero ahora ya no lo es tanto. Aún teniendo patrimonio, no computará el que se tenga en municipios menores de 5.000 habitantes; los bienes inmuebles en copropiedad procedentes de herencias cuyo porcentaje individual de propiedad tenga un valor inferior a dos anualidades de la cuantía básica de la renta (10.224 euros); además, los bienes urbanos con valor catastral inferior a 12.000 euros solo computarán al 50%.

De cara a las penalizaciones o cobros de cantidades indebidas por efecto del incumplimiento de comunicación de cambios de las personas beneficiarias, la Junta sí procederá a solicitar la devolución de dichos montantes. Sin embargo, si el cobro indebido se debe a un error de la Administración no se solicitará su devolución.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído