Áreas funcionales y sector están estrechamente relacionados. El sector al que pertenece una empresa afecta de manera decisiva a la distribución de su oferta de empleo entre las diversas áreas funcionales en que se estructura la compañía. Esta particular distribución de la oferta de empleo sirve, a su vez, para fijar el comportamiento competitivo y la evolución de la estructura interna del conjunto de las empresas que se engloban en un sector concreto. 

Es por ello que Adecco e Infoempleo, tras analizar la distribución sectorial de la oferta de empleo cualificado en nuestro país, presentan una radiografía de la distribución del empleo por áreas funcionales,  que completan una visión global del estado del empleo en España actualmente.  De forma general, las empresas suelen estar divididas en cuatro áreas concretas: las funciones técnicas o productivas, que están directamente ligadas con la producción de bienes; las funciones comerciales que son aquellas que están asociadas a actividades de compra, venta e intercambio de bienes y servicios; las funciones de soporte; y las funciones tecnológicas y de seguridad. 

 
Las empresas están dotando de un protagonismo cada vez mayor a las funciones englobadas en el área comercial. El motivo es claro, las empresas tienen que vender lo que producen para poder sobrevivir al periodo de crisis. No necesitan producir más, necesitan vender lo que producen, de ahí el incremento de la oferta en esta área. Durante el pasado año,  la oferta generada por el área comercial ha continuado aumentando hasta situarse en el 48% del total de la oferta analizada, valores que suponen casi la mitad de la oferta total de empleo  que se genera en nuestro país. 

Partiendo de la cabeza del ranking, dentro de la función comercial es el puesto de comercial el más demandado con más del 70% de las ofertas de empleo del área, aunque retrocede ligeramente con respecto a 2010 cuando suponía casi el 72% de ellas. A gran distancia le siguen el puesto de jefe de ventas, con el 5%, y el de director comercial, con el 4% de las ofertas, cada uno de ellos. El  perfil de dependiente es el que más ofertas de la función de atención al cliente aglutina, más de la mitad de ellas requieren este tipo de empleados, mientras que crece la demanda de solicitudes de visitador médico.

Para la función de producción, la oferta está más repartida y el puesto más demandado, con el 7%, es el de técnico de mantenimiento, le siguen el técnico de proyectos industriales, el técnico de estudios y el jefe de mantenimiento, tres perfiles que caen más de un punto porcentual en el último año, respectivamente. En Informática, es el programador quien acapara mayor porcentaje de ofertas de empleo. Tras él, el analista-programador, el administrador de sistemas y el técnico de soporte son los puestos más requeridos. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído