Este verano una serie de televisión, ‘Pulseras rojas’, muestra de cerca cómo es el día a día de los niños oncológicos. Salamanca cuenta con la Asociación de Padres, Familiares y Amigos de Niños Oncológicos (Pyfano). A sus espaldas, casi diez años desde que en mayo de 2003 dieciséis familias con niños afectados por cáncer o leucemia se unieran para dar lugar a la asociación, la cual ahora forma parte de una red de información sobre la enfermedad repartida por todo el territorio español. Actualmente, ya son setenta familias, con recursos y sin recursos, las que forman parte de la asociación.

En Pyfano participan decenas de voluntarios y profesionales de ámbitos muy variados: trabajadores sociales, pedagogos, psicólogos... Todos ellos prestan ayuda, ocio y apoyo escolar a los niños que en su mayoría, según Miguel Angel Vicente, "suelen a tardar incluso varios años en superar la enfermedad". 

Desde el momento en que un niño entra en el hospital con la enfermedad, la asociación se pone en contacto con la familia del mismo para poner a su disposición los recursos con los que cuentan. Sin embargo, Pyfano también cuenta con una página web y un local propio donde tanto voluntarios como familias afectadas pueden ponerse en contacto con el equipo.

Según cuenta María Martín, trabajadora social de Pyfano, los chicos y chicas que sufren de cáncer o leucemia pasan la mayoría de su infancia y adolescencia alejados de otros niños de su edad, a veces incluso aislados de la gente. El hecho de únicamente mantengan el contacto con personas adultas hace que estos pacientes maduren antes de la cuenta; otro de los objetivos de Pyfano es tratar de que este crecimiento prematuro se haga llevadero tanto para ellos como para sus familiares y amigos, y que no resulte un problema en un futuro para los propios niños.

Una atención especial

Son siete las áreas en las que los colaboradores de Pyfano se dividen: apoyo psicoterapéutico, área educativa, ocio y tiempo libre, voluntariado, divulgación, comunicación y marketing y redes sociales. Este último ámbito es el más reciente y ha nacido a raíz de la presencia de la asociación en las redes sociales. Por otra parte, cada vez son más las familias que requieren un mayor esfuerzo para poder afrontar los tratamientos, por lo que la asociación también se esfuerza en conseguir recursos de todo tipo (económico, alimenticio...) para quien los necesite.

Una más de las finalidades de los colaboradores de Pyfano es la concienciación social. Si bien es cierto que cada vez son menos las barreras sociales con que estos niños se encuentran a lo largo de su vida, aún siguen siendo muchas, y esta asociación lucha día a día por eliminar las que siguen en pie. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído