El Ayuntamiento de Salamanca ha reordenado los accesos al barrio de Buenos Aires desde la Avenida Juan Pablo II a través de una nueva rotonda. Este proyecto pretende mejorar la seguridad vial en esta zona, minimizando el recorrido del autobús urbano y reduciendo la intensidad de tráfico en la glorieta que une la A-62 y A-66. Sin embargo, los vecinos se quejan de que su estrechez está provocando algunos problemas.

En primer lugar, los autobuses se salen del perímetro, lo que obliga a retroceder a algunos coches cuando esperan para cruzar posteriormente. Además, explican los vecinos, en cuanto hay un poco de tráfico se producen retenciones en la zona. La glorieta cuenta con un diámetro interior de 9 metros y una calzada de 4,5 metros de anchura, así como arcén interior y exterior de medio metro.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído