El clero salmantino ha celebrado este viernes la fiesta de su patrono San Juan de Ávila con una jornada sacerdotal en la que se homenajeará a quince presbíteros que a lo largo de este año celebran sus bodas de oro o plata sacerdotales. En esta ocasión los actos tendrán lugar en la Universidad Pontificia de Salamanca. La jornada, programada por la delegación diocesana del clero, dio comienzo al mediodía con una celebración de la eucaristía en la iglesia de la Clerecía que fue presidida por el obispo de Salamanca, Carlos López, especialmente dedicada a los sacerdotes que celebran sus 25 y 50 años de ordenación sacerdotal, quienes estarán acompañados por el presbiterio diocesano, familiares, amigos y fieles de sus comunidades parroquiales.

Juan José Calles Garzón, Ricardo de Luis Carballada O.P. y Eduardo Ayuso Santos O.D. cumplen sus bodas de plata sacerdotales, mientras que Juan Manuel Alonso Amador, Juan Jesús García Horcajo, Argimiro García Sánchez, José Manuel Hernández Sánchez, Fructuoso Mangas Ramos, Pedro Ramos Hernández, José Manuel Ramos Martín, Crescencio Sánchez López, Virgilio Sánchez Marcos, José María Yagüe Cuadrado, Ambrosio López Domínguez y el religioso agustino recoleto Tomás Saez Fernández conmemoran sus bodas de oro.

Al término de la eucaristía tuvo lugar una conferencia en el Auditorio Juan Pablo II de la Universidad Pontificia. El acto dio comienzo con una breve presentación a cargo de Juan José Calles, párroco de Cristo Rey y una proyección audiovisual confeccionada por Fructuoso Mangas, párroco de La Purísima. Después, el teólogo Olegario González de Cardedal impartó una ponencia en la que abordará estos últimos cincuenta años, cómo los ha vivido la Iglesia y los sacerdotes.

El acto concluyó con el agradecimiento, por parte de los homenajeados, de la mano del párroco de Topas, José María Yagüe y la invitación al ágape fraterno en el claustro de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), junto a la cafetería.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído